Las mujeres que más preocupan a los Moyano y a su gente

Las mujeres que más preocupan a los Moyano y a su gente

Florencia Arietto, la abogada que trabaja en Juntos de la provincia de Buenos Aires es la representante legal de la Distribuidora Rey, por la que el sindicato de Camioneros bloqueó San Nicolás tras la detención de un concejal y dirigente gremial. Liliana Berardi es la periodista a la que amenazaron.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

“Esto es un cambio de época. Los Camioneros quedaron solos, eran cuarenta nada más y los empresarios se insubordinaron y no aceptan más extorsiones”, le dijo Florencia Arietto a MDZ hoy mientras presentaba su denuncia contra Hugo y Pablo Moyano y el dirigente gremial de ese sindicato de San Nicolás, Julio Cabaleyro.

Arietto realizó esta presentación por el delito de “coacción agravada” por los cortes producidos y las amenazas realizadas durante 48 horas que paralizaron el transporte de mercaderías y el levantamiento de los residuos de San Nicolás en representación del aún no registrado Movimiento Antibloqueo Argentino.

Por su parte la periodista Liliana Berardi, agredida por el sindicalista Cabaleyro, el papá del detenido Maximiliano, sindicalista camionero y concejal del pueblo de San Nicolás, también presentó su propia denuncia por amenazas ante los aprietes recibidos en varias oportunidades mientras cubría el bloqueo. Inclusive, son impactantes las imágenes de Cabaleyro padre yéndose del lugar, a los gritos, con un Audi SUV

Consultados por MDZ, funcionarios del Ministerio de Igualdad, Género y Diversidad no han hecho ningún comunicado y prefirieron no hacer referencia alguna al respecto. Semejante hecho de violencia no representa al esquema conducido por Elizabeth Gómez Alcorta, abogada de Milagros Sala.

Durante su cobertura periodística, la cronista del Semanario La Opinión y el programa Sin Galera, recibió insultos y agresiones. Además, la amenazaron con quitarle el celular y destrozarle el auto. Como puede apreciarse en un video, el propio Julio Cabaleyro, padre de Maxi Cabaleyro, le lanzó todo tipo de improperios: «Mogólica (como si esto representara un insulto), tarada», gritaba mientras huía con su auto de alta gama. Además, junto a su patota sindical, la amenazaron, la empujaron y le arrojaron líquidos, buscando amedrentarla y que deje de documentar el proceso judicial.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?