Entrevista

Daniel Orozco reveló su mayor anhelo y mueve la interna en la UCR

El intendente de Las Heras no oculta sus aspiraciones por competir en la carrera por la Gobernación en 2023 pero reconoce que es “uno de tantos” dentro de la UCR. Sostiene que el futuro mandatario tiene que tener un “perfil productivo” y ya trabaja en un programa de Gobierno.

Gianni Pierobon
Gianni Pierobon lunes, 28 de marzo de 2022 · 08:31 hs
Daniel Orozco reveló su mayor anhelo y mueve la interna en la UCR
Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Las elecciones del 2023 se ven lejanas en el horizonte pero en la política el tiempo y la distancia suelen tener características particulares. Ante esa situación algunos dirigentes prefieren la cautela y evitan hablar de candidaturas, mientras que otros no vacilan a la hora de anotarse en la carrera por un cargo. El intendente de Las Heras, Daniel Orozco, no se encuadra en esas dos categorías, ya que si bien no oculta sus deseos de ser candidato a la Gobernación de Mendoza, resalta que es “uno de los tantos” integrantes del equipo de Cambia Mendoza que podrían aspirar a suceder a Rodolfo Suarez.

En una entrevista con MDZ, el secretario general de la UCR de Mendoza, asegura que llegar a ocupar el Sillón de San Martín sería el “mayor honor que puedo tener”. Plantea que le gustaría llevar la misma impronta que ha dejado su gestión en Las Heras a toda la provincia y destaca el trabajo en materia de agua y viviendas que está llevando adelante el municipio.

De todas maneras, reconoce que el partido elegirá pragmáticamente al candidato radical a la Gobernación el año que viene y sostiene que el humor social y el escenario político determinarán quién será esa persona.

-¿Cómo afecta al municipio el escenario de crisis e incertidumbre que atraviesa el país?

-Con respecto a la parte de salud estuvimos a la cabeza de muchas cosas y la gente se sintió cuidada en Las Heras. Era un municipio antiguamente un poco relegado del Gran Mendoza y hoy está a la cabeza en temas de agua y vivienda. Las Heras es el segundo municipio de la provincia en población y queremos que sea el motor de Mendoza, tenemos todo para serlo, desde la parte turística, cultural e industrial.

Sabemos que la macroeconomía nos pega muy fuerte, cuando salgo a la calle todos piden trabajo. Por eso ya tenemos más de 350 microemprendimientos a los que ayudamos. Para manejar la macroeconomía desde lo nacional son necesarias la confianza y el marco jurídico. Nadie va a venir a invertir cuando tenés un marco jurídico inestable, cuando no sabés si te van a sacar o retener la plata o si el estado va a ser estatista como ahora. Y segundo la confiabilidad, porque los 40.000 millones de dólares del FMI es una pequeña parte de la deuda que tiene el país. Sabemos que los argentinos tienen 250.000 millones de dólares guardados en el colchón o en diferentes activos, pero también sabemos que hay unos 90.000 millones de dólares que están guardados en otros lugares. Si el argentino tuviera confianza y pudiera invertir en el país con un marco jurídico, nosotros estaríamos muy bien. Pero si no instauras un Gobierno y un marco legal que sean creíbles, nunca van a venir ni inversores extranjeros ni nosotros mismos.

-¿Las recientes peleas internas del Frente de Todos perjudican esos factores?

-Acá tenés egos, proyectos personales y proyectos de un sector. Cuando tenés que gobernar lo tenés que hacer sobre las diferencias con dirigentes de otros partidos y con mucha gente que no te votó pero cuando sos el intendente o el presidente lo sos de todos, no de una fracción. Tenemos que tener una clase política que esté de acuerdo y que construya sobre las diferencias.

-¿En qué ejes está enfocada actualmente la gestión municipal?

-Agua y vivienda, que no solo corresponden a la provincia sino también a la Nación. Nosotros hemos construido 108 viviendas municipales durante la época de la pandemia y le dimos trabajo a unas 500 personas y de una manera indirecta a unas 800 más. Es un tema nacional y provincial pero en el municipio de Las Heras también lo hemos resuelto. Con el tema del agua, en El Challao tenemos 3.600 familias de las cuales 1.200 son capitalinas y 2.400 son de Las Heras y hace 30 años que no tienen agua ni cloacas y nosotros a través del municipio hicimos una licitación de más de $30 millones para llevar a través de bombas todo el circuito del agua para esa zona. Ya hicimos la tercera etapa y estamos a la espera de la firma de un convenio marco con ENOHSA, con la anuencia de la provincia, para una inversión de más $850 millones para la obra Pedemonte Norte que beneficia a toda Mendoza. El municipio de Las Heras se ha metido mucho en temas nacionales y provinciales como vivienda, agua y residuos sólidos urbanos, también. Pero con ellos van enganchados los otros temas porque estamos dando trabajo, activando la economía, beneficiando a la salud y también a la seguridad.

-¿Cuál es principal desafío como secretario general de la UCR Mendoza?

-Lo que yo le estoy aportando al partido es la territorialidad. El partido nuestro hace 130 años no nació de las clases altas, nació de las clases populares. Tuvimos banderas que después fueron arrebatadas pero son las que debemos tener y hay que volver al territorio. Hoy hemos ganado la calle ,en el buen sentido de la palabra, podemos caminar tranquilamente y conversar con los vecinos.

-¿Cómo han logrado superar el histórico internismo que ha afectado al radicalismo provincial?

-Las autoridades que han estado dirigiendo el partido han tenido una premisa muy clara. En su liderazgo Julio Cobos era una persona muy territorial y fue muy noble. Siempre se fue adaptando a todas las particularidades que tuvo el partido. Con respecto a Alfredo Cornejo hay que sacarse el sombrero, porque es una persona que vive para la política, la sabe hacer muy bien e hizo una construcción muy fuerte dentro del partido, armó un grupo de trabajo y pudo hacer la gestión que quiso. Él asumió y propuso la “revolución de lo sencillo”, no quiso ser recordado por una gran obra, sino que hizo cualquier cantidad de reformas, que era lo que necesitaba la provincia. Después vino Rodolfo Suarez que es una persona que empezó a nuclear los diferentes grupos y sectores. Él consensúa las cosas, sabemos que es más dialoguista y era lo que necesitaba también el partido en ese momento. No fuimos individualistas y fuimos detrás de este proyecto, con perfiles diferentes. El escenario político en su momento necesitaba una personalidad fuerte como Alfredo, luego una personalidad dialoguista como Rodolfo y yo creo que el tercero que venga tiene que ser el productivo, alguien que impulse la producción, el saneamiento y el agua.

-¿Y usted se ubica en ese perfil?

-(Risas) Es así. Nosotros estamos dentro de ese equipo, sabemos lo que quiere y necesita la provincia, lo que quiere la gente y lo que quiere el partido. Hoy tenemos que trabajar firme sobre eso y creo que tenemos que buscar a esa persona que lo represente y ahí puedo hablar de diferentes personas. Por ejemplo, Tadeo García Zalazar es excelente para mí, es un excelente técnico, intendente y persona. En ese sentido, tenemos que valorar cuáles son las funciones y el momento de cada uno. Tenemos que tener en cuenta el humor social y el escenario político. Sabemos muy bien que la sociedad está buscando eso. Hoy quizá no le cree a un político, pero sí a un docente, un médico o un gasista.

-Dijo que después de ser intendente se imaginaba en un puesto ejecutivo pero no en uno legislativo, ¿sigue sosteniendo lo mismo?

-Sí, en un cargo legislativo no me veo. La gente tiene una dicotomía y dice que no hay que pensar en el 2023 porque hoy nos eligieron para ser intendentes, pero cuando estemos en el 2023 y asuma el nuevo gobernador la gente le va a preguntar cuál es el programa de Gobierno. La gente quiere un programa de Gobierno y no podés llegar como pajarito a decir “ahora me siento acá y qué hago”, no podés hacer un programa de gobierno unos meses antes. Hoy tenés que cumplir con tu función y también trasladarla y ver si eso le va a ayudar a vos o a otra persona con un programa de gobierno.

-¿Cómo se inserta en la carrera hacia el 2023 sin ser, en teoría, el preferido de Cornejo o de Suarez?

-En esa carrera hacia el 2023 nadie va a hablar abiertamente porque, en definitiva, cada uno tiene sus proyectos y sus preferencias. Ser gobernador es el mayor honor que puede tener cualquier mendocino. Si me lo preguntan, es el mayor honor que puedo tener. Hoy falta un año y pico pero si uno se puede preparar, enhorabuena. Uno tiene que tener un norte, porque a través de él también dirigís todos tus esfuerzos y sabés bien lo que podés hacer o no y si tenés la capacidad para llegar o no. Cuando yo fui candidato a intendente nunca había tenido un cargo ejecutivo ni en el partido, yo venía de la parte privada, de 28 años trabajando como médico. No tenía ninguna bendición. Nunca fui el preferido y acá estamos. El pragmatismo está presente en nuestro partido y está a la vista. Creo que hay que estar, saber donde tenemos nuestro horizonte y prepararse.

-¿Puede haber unas PASO en Cambia Mendoza?

-Puede suceder como en la elección anterior y hace bien a la democracia. Sabemos que formamos parte de un equipo y, en definitiva, te tenés que adecuar, ser pragmático y ver qué es lo mejor para la población en ese momento.

-¿Hoy siente que usted puede ser esa figura?

-Soy uno de los tantos. Nosotros hemos estudiado los presupuestos provinciales del 2019. De manera de tener una idea de cómo mejorar el municipio y la provincia. Si aparece una persona que el humor social y el escenario político digan que es la indicada, le tenemos que llevar todo el trabajo que hemos hecho sobre programas de gobierno.

-Y a nivel municipal, ¿ya tiene un candidato para sucederlo como intendente?

-Va a salir del equipo que estamos trabajando acá. No lo voy a decir hasta, por lo menos, febrero del año que viene y si se adelantan las elecciones va a ser en diciembre. En el municipio de Las Heras dejamos una impronta de acá a 20 años y es la misma que queremos dejar en la provincia de acá a 20 años. Queremos cambiar la matriz productiva. A través del estudio de los presupuestos provinciales nosotros armamos un libro del “Abecedario” donde ya estamos viendo de qué manera en el primer año de gobierno de cualquier administración, y quien sea que esté sentado en el Cuarto Piso de la Casa de Gobierno, lo primero que tiene que hacer es agua y saneamiento. En el segundo año tenés que hacer escuelas y en el tercero viviendas y con eso activamos el trabajo y la economía. Y el cuarto año lo dedicas a caminos y obras de infraestructura. Mejorar, transformar y desarrollar son las tres palabras fundamentales.

Archivado en