El baño de sangre en Rosario pone en vilo a los principales referentes políticos de Santa Fe

El baño de sangre en Rosario pone en vilo a los principales referentes políticos de Santa Fe

A cuatro días de las PASO, seis asesinatos en menos de 24 horas pusieron a la ciudad al tope de la agenda nacional. El gobernador Perotti y el intendente Javkin realizaron movimientos de última hora para reducir daños.

MDZ en Santa Fe

Una imagen vale más que mil palabras. En Rosario, la escena de una mujer acariciando el charco de sangre que rodeaba a su hijo muerto, en una esquina plagada de cartelería alusiva a las elecciones, expone a las claras cómo se viven los días previos a las PASO. Seis asesinatos en 24 horas rompieron la quietud de una agenda política que se encaminaba a mostrar los tradicionales cierres de campaña y a esperar los resultados del domingo a la noche.

Tras un martes donde no quedó lugar en los portales de noticias para dar cuenta de tanta violencia, el gobernador de Santa Fe Omar Perotti y el intendente de Rosario Pablo Javkin -líderes de dos de los principales frentes que disputarán la elección- encararon distintas acciones con las que aspiran a reducir los daños de cara al domingo. Sus movimientos tuvieron también correlato en otros referentes, que a través de redes sociales exigieron respuestas frente a la situación.

Perotti mantuvo por la noche un encuentro con su ministro de Seguridad Jorge Lagna y con altos mandos de la Policía una reunión en la Gobernación, "para establecer acciones operativas ante los graves episodios ocurridos". Las reuniones continuaron este miércoles, con referentes de las fuerzas federales que desde hace un tiempo reforzaron su presencia en Rosario, con resultados más bien escasos.

La semana pasada el propio Lagna había anunciado mayor presencia de agentes nacionales: sobre los 300 que ya patrullaban la ciudad se iban a sumar 160 más. Sin embargo, la saga de violencia en la semana previa a las elecciones apuró algunas gestiones. "Cortar el vínculo entre el delito y el Estado no es fácil, no es sencillo ni es gratis", reflexionó anoche ante los micrófonos de Canal 3 Lagna.

El gobernador santafesino venía transitando una campaña relativamente tranquila, donde se estaba encargando personalmente de apuntalar a los aspirantes de su lista, que competirá en internas contra el ex ministro de Defensa Agustín Rossi y la actual vicegobernadora Alejandra Rodenas. Perotti, que integra la lista como potencial senador suplente, bendijo al ex periodista Marcelo Lewandwski para encabezar la nómina, que también recibió apoyos del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández.

El otro líder político que por estas horas tuvo que quitar un pie de la campaña es el intendente rosarino Pablo Javkin, que si bien no estará en ninguna boleta, es el principal promotor de una de las listas del Frente Amplio Progresista (FAP).

Javkin se encontraba de campaña en la ciudad de Santa Fe cuando ocurrieron los últimos asesinatos de la violenta saga. No lo había comunicado, pero un tuit -luego eliminado- de la pre candidata a diputada nacional Agustina Donnet lo puso en evidencia. En la publicación se lo veía a Javkin acompañado de Donnet y Rubén Giustiniani, quien encabeza la nómina de aspirantes al Senado.

A primera hora de este miércoles el intendente rosarino mantuvo una reunión con los jefes de bloque del Concejo, a los fines de tratar "la creciente situación de violencia de la ciudad", según se comunicó oficialmente.

La lista de Javkin competirá en internas con la nómina encabezada por Clara García, diputada provincial del socialismo y viuda del ex gobernador santafesino Miguel Lifschitz. En declaraciones a la prensa, le pidió a Perotti "deponer la campaña y llamar a una junta de seguridad".

Mientras que tanto en el oficialismo como en el FAP el tema seguridad genera más debilidades que oportunidades, todo lo contrario pasa en Juntos, que en Santa Fe irá a internas con cuatro listas. En este marco no pasó desapercibida la visita de la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien recaló en Rosario para apoyar la nómina encabezada por Federico Angelini y expresó que "todo lo que logramos en la lucha contra el narcotráfico retrocedió".

El resto de los aspirantes de Juntos también aprovechó la ola de violencia para expresar mensajes alusivos. El ex ministro de Seguridad santafesino y actual diputado provincial del radicalismo Maximiliano Pullaro dijo que "quedó demostrado que no alcanza con los slogans de campaña porque cuando se termina el TikTok hay que tener propuestas", en tanto que Carolina Losada exigió al gobernador Omar Perotti que "haga algo ya". A Angelini, Pullaro y Losada se suma en la competencia por el Senado el exintendente de Santa Fe José Corral, cuya nómina tiene la bendición de la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?