La Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia expresó su beneplácito sobre la reforma constitucional de Salta

La Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia expresó su beneplácito sobre la reforma constitucional de Salta

La JuFeJus que reúne a las Cortes provinciales de todas las provincias, excepto la provincia de Buenos Aires, se refirió a la trascendencia que tiene para las justicias provinciales la reforma, que toca un tema central como es la estabilidad de los magistrados en sus cargos.

MDZ Política

MDZ Política

La Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, celebró a través de un comunicado que lleva la firma de su presidente, la Dra María Del Carmen Battaini, la convocatoria realizada por la provincia de Salta, para efectuar la reforma a la Constitución provincial, en particular en relación al art. 156 párrafos primero y tercero, que define la duración en sus funciones de los Jueces de Corte.

En ese sentido, y tal como se encuentra regulado en las constituciones provinciales, entendieron que resulta importante resaltar que el estado constitucional de derecho es un modelo en el que deben prosperar las libertades y garantías de las personas que presupone el respeto a la división de poderes, a la ley como expresión de la voluntad popular y a la existencia de un poder imparcial e independiente que en su composición no dependa de circunstancias políticas.

En definitiva la JuFeFus consideró que “las condiciones claras y objetivas para la estabilidad de quienes tienen como misión velar por el cumplimiento de las garantías constitucionales resulta indispensable, a riesgo de anular la capacidad de ejercicio de su rol”.

La Constitución Nacional, que compendia los acuerdos que hemos alcanzado como sociedad, prevé un sistema republicano y democrático en el que una de las partes queda afuera de la acción exclusiva de los representantes elegidos por el voto. La sabiduría de esta fórmula reside en que de este modo se protege la república además de la democracia.

La decisión debe ser igual para todos los ciudadanos, más allá de la composición circunstancial de las mayorías y de las características propias de quien realice la demanda. La permanencia de las leyes tiende a exceder las coyunturas y su efectividad requiere de órganos que estén preservados de estas.

En el comunicado expresan que el “poder judicial debe contribuir a la convivencia pacífica de la sociedad. Para lograrlo, sus esfuerzos están dirigidos a que los conflictos se resuelvan sin violencia, exista certidumbre en el funcionamiento de las instituciones y la aplicación de las leyes, que el poder no genere impunidad ni que las coyunturas comprometan el futuro”.

Para que esto ocurra los magistrados refieren que es vital para el resguardo de los derechos de los habitantes un sano equilibrio entre los tres poderes del Estado con diálogo permanente pero sin injerencias que impidan el ejercicio pleno de la función de cada uno.

La Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de las Provincias Argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hace pública su disposición a colaborar en este proceso de reforma constitucional, que es una oportunidad para perfeccionar la división de poderes y dar reconocimiento pleno a la inamovilidad de las y los magistrados mientras dure su buena conducta, una garantía expresa de la Constitución Nacional reconocida en las restantes constituciones provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?