Avanza el juicio por los incidentes en el Congreso de la Nación durante la reforma previsional de 2017

Avanza el juicio por los incidentes en el Congreso de la Nación durante la reforma previsional de 2017

El Tribunal Oral Federal 3 se prepara para el inicio de la ronda de alegatos que estará a cargo de los fiscales Diego Velasco y Ezequiel Coscia.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

Los exlegisladores Myriam Bregman y Gabriel Solano cerraron la tanda de testimoniales en el debate que se le sigue a los militantes del Partido Obrero, Cesar Arakaki y Daniel Ruiz, del Partido Socialista de los Trabajadores Unificados, acusados de intimidación pública, atentado a la autoridad y lesiones mientras se votaba la reforma previsional el 18 de diciembre de 2017.

El testimonio de Bregman fue solicitado por las defensas. En su declaración dijo no haber visto a manifestante alguno arrojar objetos a la policía y aseguró “era una situación donde había ataque a los manifestantes”... “si alguno se defendió no lo sé, solo sé que los estaban atacando'', expresó al tiempo que afirmó que el accionar del cuerpo de seguridad contra quienes formaban parte de la protesta, era el de un operativo cerrojo.

Solano en tanto, aseguró haber visto varias corridas que se disiparon brevemente y que la policía no traspasó el vallado de seguridad que la dividía de las personas que participaban de la manifestación y que no tuvo conocimiento de que los manifestantes usaron pirotecnia y que lo que escuchó fueron las detonaciones de la policía.

En el juicio que encabeza de manera unipersonal el magistrado Javier Feliciano Ríos del Tribunal Oral Federal 3 se investiga el accionar de Arakaki quien fue fotografiado cuando atacaba al efectivo de la fuerza de seguridad porteña Brian Escobar con "dos objetos cortantes de confección casera, uno en cada mano", y por "haber arrojado piedras y demás elementos contundentes contra todo el personal policial que estaba conformando una línea de contención para evitar el avance hacia el Congreso de la Nación", todo esto según el dictamen de elevación de la fiscal Alejandra Mángano. Por estos hechos, el oficial Escobar tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por fractura de cráneo y sufrió heridas cortantes en la zona del cuello.

Por su parte, Ruiz fue identificado como la persona que disparaba proyectiles a la policía con una suerte de arma de fabricación artesanal que emulaba a un lanza-morteros, junto a Sebastián Romero, otro militante del PSTU quien fue registrado por diversos medios y fue detenido en mayo del año pasado en Uruguay. El “Gordo Mortero” como mediáticamente es conocido Romero, aguarda por el inicio de su juicio por los mismos hechos y que se realizará más adelante debido a que el tramo del expediente donde está procesado fue elevado tiempo después por haber estado prófugo durante varios meses y que por conexidad también tendrá intervención el TOF 3.

Para la audiencia del próximo lunes 4 de octubre está prevista la incorporación por lectura del resto de la prueba. Superado este trámite, el juez Ríos estará en condiciones dar por concluida la etapa testimonial y determinar el inicio de la ronda de alegatos que en principio quedaría para el lunes 18 de octubre y de la que se espera abra el fiscal Diego Velasco junto al auxiliar Ezequiel Coscia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?