La designación de Juan Manzur abrió una crisis sin precedentes en Tucumán

La designación de Juan Manzur abrió una crisis sin precedentes en Tucumán

La salida de Juan Manzur de la gobernación de Tucumán dejaría a su vice a cargo por los próximos dos años. Sin embargo, hay una gran resistencia para que esto ocurra.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

En Tucumán el anuncio de la designación del gobernador Juan Manzur como nuevo jefe de Gabinete causó una gran incertidumbre y abrió un campo de batalla sin precedentes. El conflicto no es nuevo, pero este capítulo terminó por implosionar la tensa situación que se vivía. 

Es que, el cacique norteño que ahora reemplazará a Cafiero tenía un frente de batalla abierto con su vice y natural sucesor, Osvaldo Jaldo. Ambos se enfrentaron en las PASO y la campaña no estuvo ajena de polémica, denuncias cruzadas y chicanas. Según aseguran, la relación entre ambos está rota. 

Esta fue una de las principales razones por las que Manzur se habría negado -en un primer momento- a formar parte del Gabinete nacional. Sin embargo, hubo una propuesta para que ambos salieran airosos. Así lo reveló el legislador -aliado del gobernador- Gerónimo Vargas Aignasse. La idea era que Jaldo también se sumará al equipo de Alberto Fernández.

 Aignasse dijo que el mandatario realizó la propuesta, pero el vice tucumano se negó. El portal La Política Online indicó que los cargos que se le ofrecieron al vice tucumano no era nada despreciables y estarían entre el directorio del Banco Nación o la Secretaría de Municipios del Ministerio del Interior.

A pesar de la jugada, Jaldo se aferró a la silla de la gobernación y planea que se respete la Constitución provincial, la cual indica que él debería terminar el mandato de Manzur. Desde el manzurismo se resiste, a pesar de conocer lo que establece la carta magna, y aseguran que el vice no cuenta con el respaldo popular para ocupar ese lugar. 

Desde la facción que apoya al (ex) gobernador se respaldan en los resultados de las últimas elecciones donde se impusieron por una diferente de más de 100 mil votos y abiertamente piden que se aplique la Ley de Acefalía que provocaría que un legislador legisladores ocupe la presidencia de la Legislatura, cumpliendo el rol de gobernador subrogante hasta el fin del mandato constitucional.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?