El inesperado problema que atraviesa La Cámpora en la tierra de Manzur

El inesperado problema que atraviesa La Cámpora en la tierra de Manzur

El oficialismo cosechó la mitad de los sufragios gracias a la feroz interna entre el gobernador y el vicegobernador, que siguen peleados. El kirchnerismo tendrá el último lugar en la lista.

MDZ en Tucumán

El Frente de Todos obtuvo en Tucumán uno de sus mejores resultados en las PASO a nivel nacional. Gracias a la feroz interna entre el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo, quienes presentaron sendas listas en la interna peronista, el armado que responde a la Casa Rosada cosechó casi el 50% de los sufragios en el “Jardín de la República”. Pero la integración de ambas listas terminó perjudicando a La Cámpora.

Entre los 289.662 votos aportados por la boleta de Manzur y los 190.124 obtenidos por la de Jaldo, el Frente de Todos superó por más de 15 puntos a sus rivales de Juntos por el Cambio. De todos modos, la alianza opositora también mostró un importante despliegue en toda la provincia, a partir de una interna de la que participaron tres listas con precandidatos de peso en distritos clave, como San Miguel de Tucumán, Yerba Buena y Concepción.

Pero al margen del triunfo del Frente de Todos, el kirchnerismo tucumano no pudo celebrar como hubiese querido. Sucede que, tras la configuración de la lista oficial con miras a las generales del 14 de noviembre, el candidato de “La Cámpora” y aliado a Manzur, Alejandro Melo, quedó al fondo de la nómina de postulantes a la Cámara de Diputados. Los tres primeros lugares fueron para la manzurista Rossana Chahla, para el propio Jaldo y para Elia Fernández de Mansilla, también afín al espacio del gobernador.

A la derecha Alejandro Melo con una imagen de Néstor Kirchner.

Como sólo los dos principales candidatos tienen expectativas de obtener una banca –el peronismo debería mejorar sustancialmente sus resultados si quiere arrebatarle un escaño a la oposición-, Melo tendría esperar a que Jaldo sea electo y renuncie, de modo tal que los corrimientos establecidos por la Ley de Equidad de Género le allanen el camino al Congreso de la Nación.

El candidato "K" Alejandro Melo saluda al gobernador Manzur.

A pesar del resultado positivo en términos generales, la relación entre el gobernador Manzur y su vicegobernador dista de ser óptima. Tras los comicios del domingo, el jefe del Poder Ejecutivo buscó reafirmarse como conductor del peronismo en la provincia. Sin embargo, Jaldo le advirtió a Manzur que sólo recibió el aval de menos del 30% de los electores tucumanos en las PASO, por lo que será necesario el apoyo de su espacio de cara a futuro. Ahora, resta ver cómo unifican esfuerzos con miras a las generales, instancia en la que sí o sí deberán competir juntos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?