Muertos sin fecha: cómo impacta la demora en la carga de fallecidos por covid en Mendoza

Muertos sin fecha: cómo impacta la demora en la carga de fallecidos por covid en Mendoza

Los partes diarios de fallecidos incluyen datos del año pasado, sin que se aclare. Por eso la letalidad del 2020 es superior a la que se creía. Demoras, falta de personal y complejidades.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

"Carga en SISA, reportados con fechas anteriores". Con esa frase el Gobierno informa de manera general cada día a las personas que fallecieron por covid y habían sido mal registradas. Pero lo que no se aclara es de cuánto es el retraso y allí está el problema: aún hoy se cargan fallecidos del año pasado, generando una diferencia tan grande que cambiaron algunos datos que son clave para el análisis del impacto de la pandemia. 

Uno de esos datos es la letalidad.  El 31 de diciembre del año pasado se informaron 1250 muertos en total, según los partes diarios. Pero al día de hoy en el sistema Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SISA) hay registrados 1.727. Por eso la letalidad por covid en Mendoza pasó del 2,1% al 3%. La mortalidad también cambia, aunque de una manera menos significativa. Desde la Nación se había detectado un posible subregistro de fallecidos el año pasado y por eso hubo comunicaciones y un trabajo conjunto donde se cruzaron datos de salud, del registro civil y del SISA. Allí comenzó a remendarse la estadística. 

La duda está en si cambia o no el diagnóstico que se hizo sobre el impacto de la pandemia al tener subestimada la cantidad de fallecidos el año pasado. En el Gobierno aseguran que no porque las decisiones se tomaron en base a otros indicadores. Pero hubo explicaciones erráticas sobre el tema: la ministra Ana María Nadal había dicho que este año la cantidad de fallecidos no bajaba por la "larga estadía" en terapia intensiva de algunas personas. En realidad lo que ocurría era que se estaban informando fallecidos del año anterior. Los datos del sistema SISA son restringidos y la actualización de la información no se hizo pública. El diario La Nación publicó ayer el tema y desde el Gobierno ratificaron a MDZ que la información sobre la cantidad de muertos en 2020 es real. 

La ministra de Salud, Ana María Nadal. 

El tema preocupa más por la filtración de la información y la intencionalidad que le ven al difundirlo en tiempos de campaña. Hubo una reunión a primera hora entre la Ministra y el gobernador Rodolfo Suarez y analizan los pasos a seguir. 

La explicación oficial por la diferencia tiene foco en la burocracia y la complejidad de la carga de datos. En ese sentido, aseguraron que se está "reparando" la base de datos del sistema SISA. "Estamos clarificando los datos de la pandemia", aseguraron. En el detalle, explican que, por ejemplo, hay personas fallecidas que figuraban como "casos sospechoso" y no como confirmados de covid y que en el trabajo de revisión se rectifican. "Es muy complejo y se encontraron muchos errores en la carga", aseguraron.  El problema es que hasta ahora no se había explicado que el delay en la carga era tan grande. 

Demoras

Desde el Gobierno nacional aseguran que hay un problema de fondo con Mendoza por la demora en la carga de todos los datos relacionados con la pandemia. Ocurre en todo el país, pero en la provincia en particular. Más allá de los fallecidos, también ponen como ejemplo la vacunación. La carga de datos en el Monitor de Vacunación es lenta y, aseguran, no refleja lo que ocurre en la realidad.  

Pero ya habían detectado dificultades y que podría haber un subregistro de muertos por covid el año pasado. "En el estudio de exceso de mortalidad que presentó el ministerio de Salud se reportó que en el segundo semestre se han detectado  aproximadamente un 4% de casos fallecidos en exceso no explicados por las notificaciones por covid, lo que podría deberse a un subregistro", explicaron a MDZ. "Esto puede deberse, por ejemplo, a casos notificados como confirmados, en los cuales no se les ha actualizado la evolución (fallecimiento). En este sentido, todas las jurisdicciones revisan otros registros de mortalidad (registro civil, hospitalarios,etc) para luego completar al sistema nacional de vigilancia", aclararon. 

Allí, además, explicaron que hubo un trabajo conjunto en la puesta al día "de los datos obtenidos de información del registro civil de la provincia en el sistema de vigilancia". "Esta diferencia también fue detectada por la provincia en su propio estudio de exceso de mortalidad", agregaron. 

El hospital o clínica donde fallece la persona es el primer responsable de cargar los datos en el sistema SISA. El ideal es que lo hagan en tiempo real, pero eso no pasa. Los efectores de salud comenzaron a tener problemas por falta de personal. Incluso adoptaron una rutina particular: acumular certificados de defunción y cargarlos todos juntos una o dos veces al mes y comenzaron los problemas. Por eso fue que se anunció la creación de un equipo especial que dependía de la jefatura de Gabinete del Ministerio para hacer un seguimiento de la carga.

"Para tener una información fidedigna y que sea clara, cambiamos nuestros reporte para explicar que los fallecimientos que se dan en las últimas 24 horas son tantos y que los otros fallecimientos corresponden a ese trabajo que hemos iniciado desde el Gobierno y desde el Ministerio de Salud, de poder mantener actualizados los fallecimientos en SISA en los periodos anteriores a las últimas 48 horas", habían informado el año pasado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?