Patricia Bullrich y Jorge Macri resisten la presión de un Larreta que “va por todo”

Patricia Bullrich y Jorge Macri resisten la presión de un Larreta que “va por todo”

Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta se reúnen hoy para intentar descomprimir la dura puja interna del PRO que ha puesto de mal humor hasta el propio ex presidente, quien ayer habló de “miserias humanas” en el cierre de listas. Enojo de Bullrich y Jorge Macri.

Beto Valdez

Beto Valdez

Por primera vez anoche Mauricio Macri blanqueó sus diferencias políticas con Horacio Rodríguez Larreta, dijo que al cierre de listas “aparecen las miserias humanas” y destacó que “no cree en el diálogo con el gobierno”, en obvia alusión a la línea moderada de su antecesor. Reafirmando su postura de “halcón” frente al kirchnerismo se prepara para la reunión que va a mantener hoy con el jefe de gobierno porteño.

No es la mejor antesala para un encuentro que ha despertado expectativas. El ex presidente, luego del tweet de Rodríguez Larreta del miércoles llamando a la unidad, no ocultó su fastidio cuando vio su foto en Tres de Febrero respaldando la candidatura de Diego Santilli junto al dueño de casa, Diego Valenzuela, y a los dirigente de la Territorial, antes llamados “sin tierra”. “Horacio va por todo y apunta a llevarse puesto a Jorge Macri y a Patricia Bullrich”, dicen en el entorno del ex presidente. Quienes además se quejan de la condición de funcionarios del gobierno porteño de la mayoría de los territoriales. “Dicen tener inserción en sus distritos pero trabajan en Parque Patricios”, dicen con sorna y fastidio.

El intendente de Vicente López tampoco pudo contener su malestar por la foto de Tres de Febrero: habló de “papelón” y “mamarracho” en declaraciones radiales. Los allegados de Macri aseguran que “hace semanas que desde Uspallata lo quieren voltear a Jorge, pero acá estamos resistiendo”. Incluso, dicen que el inédito descontrol interno en el PRO puede terminar con un triunfo de Facundo Manes en la PASO bonaerense de JxC. Por ahora los radicales se frotan las manos porque ven que llegan con una propuesta superadora y competitiva. 

 
Mientras tanto, en el larrerismo se respira optimismo frente a la instalación de la candidatura de Santilli. “Jorge está cada día más solo, hoy la mayoría de los intendentes están alineados con Horacio y respaldan al Colo”, expresan en Parque Patricios. “La candidatura de Santilli no se discute, el que se tiene que bajar es Jorge porque no podemos ir a una PASO contra los radicales con dos candidatos nuestros”. Esperan que el ex presidente entienda los argumentos de su jefe durante la charla de hoy. “El tema es que si van a negociar, los dos tienen que ceder en algo, no uno solo”, responden los macristas de paladar negro. 

La referencia apunta a la idea del empate que impulsa Macri. El estaría dispuesto a “sacrificar” a su primo Jorge y apoyar a Santilli, si Rodríguez Larreta baja a Vidal de CABA y acepta a Bullrich como candidata. O al revés: que María Eugenia vuelva a la provincia de Buenos Aires. Ambos escenarios no entusiasman al jefe de gobierno porteño.

Precisamente, la presidenta del PRO sigue resistiendo la presión para que se baje y vaya en tercer lugar de la lista que quiere encabezar Vidal. “A esta altura a Patricia lo único que le cierra es ir a una PASO, pero la están cansando y si Mauricio no juega fuerte a favor de ella, como hace Horacio con Santilli, no tiene ningún problema en bajarse y que ellos paguen el costo político”, dicen cerca de la ex ministra de Seguridad. Igual sigue trabando y ya tiene decidido ir con Luis Brandoni en segundo lugar de la lista. En este contexto, nadie sabe a ciencia cierta cómo va a evolucionar la crisis. Pero aún falta un mes de rosca y enfrentamientos que van en aumento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?