Ricardo Alfonsín reapareció para defender un polémico proyecto de Cristina Kirchner

Ricardo Alfonsín reapareció para defender un polémico proyecto de Cristina Kirchner

El embajador en España salió al cruce de sus excorreligionarios de la Unión Cívica Radical (UCR) a quienes cuestionó por su oposición al proyecto de la vicepresidenta para reformar el sistema de salud.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Ricardo Alfonsín volvió a la escena política nacional para defender públicamente la polémica iniciativa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner que busca reformar el sistema de salud, saliendo al cruce de sus excorreligionarios de la Unión Cívica Radical (UCR) a quienes cuestionó por su oposición al proyecto.

El embajador argentino en España y aliado incondicional del presidente Alberto Fernández interpeló al radicalismo por su oposición al proyecto de reforma, señalando que se trata de una medida similar a la impulsada durante el Gobierno de Raúl Alfonsín en 1985. "Hay radicales que deberían explicar por qué se oponen ahora al proyecto de reforma del sistema de salud, si siempre habían defendido el de Alfonsín-Neri que era, por decirlo de alguna manera, más osado que el actual", afirmó en un comunicado citado por la agencia de noticias Télam.

En ese sentido, Alfonsín señaló que "aunque lo nieguen, saben que esto es cierto", al referirse al proyecto que en 1985 propuso el entonces ministro de Salud y Acción Social, Aldo Neri, que implementaba una reforma integral en el sistema, que se denominaba "Seguro Nacional de Salud".

Cristina Kirchner reflotó este lunes una iniciativa suya vinculada a la necesidad de "repensar todo el sistema de salud" y señaló que, en el contexto de la pandemia de coronavirus, "las prepagas no saben dónde colocar a la gente".

"Dicen los que saben que tal vez vengan otras pandemias. Lo peor que nos puede pasar es negarnos a discutir la realidad", advirtió la vicepresidenta durante un acto oficial en la ciudad de La Plata junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof.

La iniciativa impulsada por un sector del kirchnerismo busca una "integración" muy profunda entre las obras sociales, las prepagas y el sistema público para "disminuir la fragmentación" en la atención de los pacientes y favorecer la coordinación en la asistencia sanitaria.

Sin embargo, la medida encontró una fuerte oposición entre las empresas de salud privadas, que ven un intento del Gobierno nacional de "estatizar" el sector y quedarse con sus recursos, denunciando además que sufren actualmente un vertiginoso proceso de "desfinanciamiento" y "ahogo económico" que complica la operatividad en medio de la pandemia de coronavirus.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?