El alarmante motivo por el que un senador abrió una lata de cerveza en plena sesión

El alarmante motivo por el que un senador abrió una lata de cerveza en plena sesión

El senador Marcelo Romano pidió que quede constancia de su accionar y denunció que por cada litro de cerveza que se produce en una planta ubicada en Godoy Cruz se vuelcan dos litros de efluentes a un canal de riego. Acusó al Departamento General de Irrigación de flexibilizar la legislación.

MDZ Política

MDZ Política

Un episodio sin precedente se registró este martes en la Legislatura de Mendoza. Un senador abrió una lata de cerveza mientras hacía uso de la palabra y denunció que la empresa que elabora esa bebida vuelca a un canal de riego dos litros de efluentes por cada litro que produce.

"Solicito a mis compañeros taquígrafos que dejen claro que el senador abrió una lata de cerveza en su banca", comenzó el senador Marcelo Romano. Por cada litro de este producto se tiran dos litros de efluentes al canal Cacique Guaymallén. Son 60 mil litros por hora y eso sucede porque se lo permite el Departamento General de Irrigación", aseveró el senador que hace poco tiempo se ha sumado al Partido Verde.

En este sentido, denunció que el DGI "hace tiempo viene flexibilizando la legislación que controla los vuelcos de efluentes". "Teníamos una legislación pionera que era la 778 y que controlaba los vuelcos, pero fue modificada por la resolución 52 y volvió a ser modificada por 627 con la intención de flexibilizar los controles", aseveró el legislador.

"Han creado el agente contaminante en Irrigación. Esta empresa tira efluentes violando los máximos legales porque el superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli firmó la resolución 1222 del año 2020", esgrimió.

Romano explicó que en el caso particular de esa empresa, la maniobra que realizó el DGI fue tipificarla en una categoría más blanda y así aumentar la capacidad de vertido de efluentes y sustancias. "El inciso 1-a habla de vuelcos directos y es estricto con límites específicos. En cambio el 1-b es para uso agrícola y más flexible. A la cervecería la han autorizado como reúso agrícola y permite verter algunos químicos sin límite", subrayó en su alocución el senador provincial.

Marcelo Romano es un reconocido activista de la ley 7722 que pone límites al desarrollo de la minería en Mendoza. Oriundo de San Carlos ha participado en numerosas manifestaciones en contra de la minería metalífera y el fracking.

En esta oportunidad, puso la lupa en el uso del agua que se hace en otras actividades y pidió que el superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, concurra a la Legislatura a dar explicaciones el próximo lunes. Sin embargo, el oficialismo no le dio lugar al pedido y dispuso que la denuncia de Romano pase a la Comisión de Ambiente para ser tratada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?