Sigue la interna: La Cámpora ahora reclama la vuelta del IFE

Sigue la interna: La Cámpora ahora reclama la vuelta del IFE

El ministro de Desarrollo Social bonaerense Andrés Larroque salió a marcarle la cancha al gobierno y aseguró que el pago de un nuevo IFE no debería tener "ningún cuestionamiento".

MDZ Política

MDZ Política

La interna dentro del Frente de Todos sigue sumando capítulos. El ministro de Desarrollo Social bonaerense Andrés Larroque, referente de La Cámpora, salió a marcar la cancha y aseguró que el pago de un nuevo IFE no debería tener "ningún tipo de cuestionamiento".

En medio del avance de la segunda ola de coronavirus y mientras aún persiste la interna entre el ministro de Economía Martín Guzmán y el sector del Frente de Todos que responde a Cristina Kirchner, Larroque salió a reclamar el regreso del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), medida discontinuada por el gobierno de Alberto Fernández a fines de 2020.

"Toda persona que acredite necesidad requiere presencia del Estado. Tenemos que establecer un piso de dignidad y terminar, por lo menos, con la indigencia", sostuvo el ministro de Desarrollo Social bonaerense.

"Es indispensable que continúe el IFE y creemos que debemos reconvertir esas instancias en políticas para que no reciban ningún tipo de cuestionamientos", agregó el ex diputado nacional e integrante de La Cámpora.

"Nosotros lo expresamos en su momento, siempre entendimos que era indispensable que continuara una política como el IFE. Creo que hay un debate abierto en ese sentido, sobre cómo estabilizar medidas de política social en mediano y largo plazo", completó el funcionario bonaerense.

El gobierno nacional decidió dejar de pagar el IFE a fines de 2020. El pago de esa "ayuda" implicaba una suma de $10.000 de forma bimestral y alcanzaba a casi 9 millones de personas, tras haberlo abonado en tres oportunidades. El levantamiento de las restricciones y la recuperación del ritmo de actividad dieron pie al Poder Ejecutivo a terminar tanto con el IFE como con el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), por el cual el Estado ayudó a empresas privadas a pagar el salario.

El IFE apuntó desde el principio a distintos sectores del mercado laboral, que como consecuencia de las restricciones de circulación pasaron a ser aún más vulnerables. En ese universo se identificó tanto a desocupados, trabajadores y trabajadores informales como a personal de casas particulares, y monotributistas sociales o de las categorías A y B. En total, prácticamente el 30% de la población argentina.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, defendió las medidas que está llevando a cabo el gobierno. "Estamos reforzando todo lo alimentario. Hoy hay 10 millones de personas que reciben asistencia alimentaria. Ese número no baja aún con más changas", sostuvo Arroyo.

"Está claro que las restricciones complican al mundo que trabaja. Nosotros tomamos tres medidas: lanzamos un bono de 15 mil pesos para un millón de familias. En segundo lugar, los REPRO: el pago de 18 mil pesos para las personas con trabajo formal de sectores golpeados por la pandemia y pequeños emprendedores. Lo tercero es el aumento del salario mínimo", agregó Arroyo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?