El corazón de Vaca Muerta, al borde de la tragedia

El corazón de Vaca Muerta, al borde de la tragedia

Las tensiones internas del oficialista Movimiento Popular Neuquino más la presión del kirchnerismo local para vencer al partido provincial están fuertemente relacionados con el corte de la Ruta del Petróleo, en Añelo, donde trabajadores del sistema de Salud enfrentan a camioneros y petroleros.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

A cada minuto, los pobladores y autoridades políticas de Añelo, en el corazón del proyecto Vaca Muerta, en Neuquén, piensan que la crisis provocada por los autoconvocados estatales puede derivar en un nuevo crimen en medio de la tensión social, como los que sacudieron a la Provincia cuando fueron las manifestaciones docentes que derivaron en el asesinato de Carlos Fuentealba y, hace más de 20 años, de Teresa Rodríguez y Víctor Choque, en Cutral Có.

Justamente en Cutral Có se configuró el primer "piquete", corte de ruta reprimido por la Gendarmería Nacional, con el costo de dos vidas. El caso Fuentealba desembocó en la salida de Jorge Sobisch del escenario político nacional cuando le disputaba el poder sureño al ya consolidado Néstor Kirchner.

La situación en la Ruta provincial 7, denominada la Ruta del Petróleo, porque atraviesa la localidad cabecera de Vaca Muerta, es de tensión permanente, en la que las autoridades provinciales se vieron desbordadas, al igual que la dirigencia sindical de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo, cuyas bases se revelaron luego de un acuerdo salarial del 15% de aumento para el personal afectado al sistema sanitario neuquino.

Ni los médicos ni los enfermeros ni el resto del personal auxiliar de la Salud convalidaron dicha oferta salarial. A pesar de eso, y de haber sufrido una sorprendente rechazo en el plenario convocado el mes pasado para discutir el tema, Quintriqueo avaló la propuesta del gobernador Omar Gutiérrez.

Todo lo que pasa en Neuquén está atravesado por la política nacional, la autonomía funcional del Movimiento Popular Neuquino y el gremio petrolero que conduce Guillermo Pereyra, que hasta el momento no intervino públicamente a pesar que es su gremio el que primero expresó el malestar salarial, aplacado y postergado debido a la crisis de la producción, la variación de los precios internacionales del crudo y las modificaciones en las reglas de la actividad impuestas con la asunción del Frente de Todos en el gobierno nacional.

"Pereyra no habla pero presiona. El gobernador no aparece ni toma una decisión. Y la conducción de ATE quedó deslegitimada por los autoconvocados que ven cómo se deterioró su sueldo en más del 70% en los últimos quince meses", explicó un conocedor de todos los litigios regionales y locales. 

El propio Pablo Moyano, líder del gremio Camionero, le reclamó a sus afiliados y delegados que no hagan nada en contra de la gente y hasta se ve, diariamente, cómo le brindan ayuda y organizan fogones para que se alimenten. Lo mismo hace, por lo bajo, el petrolero Pereyra, a pesar que las empresas de la que depende su actividad giran todos los días informes lapidarios y alarmantes sobre lo que está pasando, el cierre y destrucción de equipos, y pérdidas millonarias. 

Llamativamente tampoco se expresó el ministro de Energía, el kirchnerista Darío Martínez, quien pretende suceder a Gutiérrez en 2023. Al gobernador, de excelente relación con Mauricio Macri y que mantuvo con Alberto Fernández, sólo le queda una solución, según un legislador del MPN. "Hacer que Quintriqueo renuncie porque fue desbordado por las bases. Eso ayuda a descomprimir y luego ver cómo se configura un sindicato que agrupe a los médicos y auxiliares".

Sin embargo, esto no es nada sencillo. Múltiples agremiaciones y otros autoconvocados podrían solicitar igual tratamiento. "Esto se resuelve con política, no con ausencia", dijo el mismo referente del Movimiento Popular Neuquino. De manera virtual, un compañero de ruta, que conecta Rincón de los Sauces y la ciudad capital frecuentemente, agregó que "mirá hasta dónde está la política que si escarbas un poco verás movimientos de izquierda, participantes de La Cámpora y el kirchnerismo local además de muchos desencantados nuestros" en ambos lados del reclamo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?