Segunda ola: el dato sobre la edad de los contagiados que preocupa al Gobierno

Segunda ola: el dato sobre la edad de los contagiados que preocupa al Gobierno

La ocupación de camas de terapia intensiva (UTI) continúa creciendo a ritmo vertiginoso y la mayor preocupación es que crece la cantidad de pacientes jóvenes, quienes requieren una mayor cantidad de días de internación.

MDZ Política

MDZ Política

El sistema de salud argentino está cada vez más saturado. Las principales obras sociales y prepagas ya advirtieron sobre el preocupante crecimiento en la ocupación de camas de terapia intensiva (UTI) de las últimas semanas con la llegada de la segunda ola. La mayor preocupación es que crece la cantidad de jóvenes internados por coronavirus, que son lo que utilizan durante más días las camas UTI.

En el último mes, la edad promedio de los casos hisopados que dan positivo es de 39 años. En tanto el 32% tiene menos de 30 años.

Brasil es el espejo al que miran especialistas y el Gobierno. Un sistema de salud totalmente saturado que no puede dar respuesta a los requerimientos de atención de gente cada vez más joven, tubos de oxígeno que no alcanzan y un ritmo de vacunación más lento que el de los contagios. El Gobierno calcula que se superará el umbral de los 30.000 casos diarios para esta semana.

Según consigna TN, de los 427.439 casos positivos de coronavirus registrados en el último mes, el 86% de los casos positivos correspondió a personas menores de 60 años, el grupo etario al que todavía no se comenzó a vacunar, pero también el que sale a trabajar y el que más relajó las medidas de cuidado. Apenas el 13,95% fue de mayores de 60.

Si se toma la edad promedio de los contagiados, los datos muestran que fue de 39 años desde el 9 de marzo, el grupo que va a ser el último en acceder a la vacuna.

"No están vacunados, son los que más circulan y tienen actividades sociales; en consecuencia, son los que más expuestos están al virus", explicaron desde el Ministerio de Salud bonaerense.

"Los jóvenes, que saben que no se van a vacunar, ya sienten que no son tan peligrosos porque sus padres o abuelos ya quizás están vacunados. Hemos visto también un aumento del 40% en los casos menores de 10 años, asociados a los brotes en las familias, las actividades sociales, y quizás también a la reactivación de las clases sin cumplir los protocolos", agregaron.

En este contexto, los especialistas indicaron que "con el descenso de la temperatura, es crítico que se respete mantener las ventanas abiertas, tanto en los colegios y oficinas como en el transporte público".

De esta manera, la franja etaria que va desde los 25 a los 49 años es la que más elevó la curva de contagios, pero también es la que más hizo crecer la ocupación de camas de terapia intensiva. En promedio, los pacientes críticos menores de 50 años pasan cuatro días más de internación que los adultos mayores. El problema es cuando comienza a crecer la mortandad en ese grupo etario porque el sistema no tuvo capacidad suficiente para atenderlo, como en el caso de Brasil.

Los especialistas sostienen que si no baja el ritmo de contagios, en menos de un mes colapsa el sistema sanitario. Pero entonces el eje es cuánto margen tiene el Gobierno para frenar la segunda ola con un confinamiento fuertemente restrictivo. Por el momento los anuncios fueron acotados, pero tanto Nación como la Provincia de Buenos Aires evalúan endurecerlos si no se logra contener la escalada de las últimas semanas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?