Covid: llegaron varios informes a los despachos y el cierre se acerca

Covid: llegaron varios informes a los despachos y el cierre se acerca

En las últimas 72 horas los despachos de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta se llenaron de informes alarmantes. Los titulares de clínicas y empresas de medicina prepaga advirtieron que el colapso del sistema no es una posibilidad, sino un probabilidad en los próximos 15 días o antes.

Paulino Rodrigues

Paulino Rodrigues

El fin de semana se conocieron 3 solicitadas de referentes y efectores de la Salud en la provincia de Buenos Aires que demuestran el apetito de la administración de Axel Kicillof para que las autoridades nacionales y la sociedad tome conciencia del pánico que los invadió a propósito del alza de casos. Sobre todo, por el alza de pacientes que empiezan a llegar a los hospitales, donde, además, el recurso humano y hasta los instrumentales con lo que cuentan no sólo son escasos, sino que de alguna manera ya están agotados.

Primero fueron los representantes de la salud del subsector público, privado y de la seguridad social. Luego se plegaron los integrantes de la Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliaria y finalmente esta mañana los directores de nosocomios provinciales y municipales los que hicieron oír su voz. En todos los casos con alarma y preocupación. No sólo es la de ellos, es la de Kicillof y fundamentalmente el ministro de Salud Daniel Gollán y su segundo, Nicolás Kreplak.

Entre las advertencias, le dijeron que si no hay un cierre total de 14 días para una posterior evaluación de las condiciones sanitarias, el sistema puede desbordar y con ello disparar una crisis política de características impensadas. 

Mientras esto ocurre de un lado de la General Paz, del otro lado, en la sede del gobierno porteño de la calle Uspallata, hay matices aunque la preocupación ya se siente. Sostienen que hoy hay 218 camas de terapia intensiva ocupadas con covid en el sistema público sobre unas 450 equipadas; cuando en el pico del año pasado llegaron a tener más de 300 camas utilizadas.

Sin embargo, reconocen que en el sistema privado la ocupación está por encima del 80% y que ya hay lugares sin posibilidad de prestan atención. Aún en las guardias, como el caso del Hospital Alemán, según rezaba un cartel esta mañana. 

En este contexto, en el Gobierno nacional no aparecen los reflejos de otros tiempos. Tampoco hay conducción política monolítica. Ni en lo sanitario, ni en lo político. la parálisis del miedo parece haberlo impregnado. Tironeado por las alarmas económicas que se encienden al compás de las restricciones por venir y perturbado por el cuadro sanitario, no sale de su aislamiento.

Ese aislamiento literal que atraviesa el presidente Alberto Fernández no contribuye. No sólo por covid (que por suerte lo transita vacunado con dos dosis y en buen estado); sino en términos políticos. Justo cuando la situación y la sociedad más lo requiere.  

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?