El verdadero motivo por el que China le entrega vacunas a la Argentina

El verdadero motivo por el que China le entrega vacunas a la Argentina

El acuerdo para la provisión de millones de dosis de vacunas contra el coronavirus implicaría un nuevo grado de subordinamiento de la Argentina a los intereses económicos del gigante asiático.

MDZ Política

MDZ Política

Un vuelo de Aerolíneas Argentinas se dirige a China para traer al país 1.000.000 de dosis de la vacuna contra el coronavirus fabricada por el laboratorio Sinopharm, en un nuevo intento del Gobierno nacional agilizar el plan de vacunación para ampliar la base de inmunizados frente a la amenaza inminente de la segunda ola.

Sin embargo, este acuerdo que comenzó a modelarse en febrero pasado y podría extenderse por varios meses, implicaría un nuevo grado de subordinamiento de la Argentina a los intereses económicos del gigante asiático, teniendo en cuenta que la gestión de Alberto Fernández no cuenta con los recursos suficientes para afrontar el costo de las vacunas, que hasta el momento se desconocen en forma pública.

La periodista Laura Di Marco expresó en el programa +Voces, del canal LN+, que “el acuerdo con China es muy opaco, porque no se conocen los precios”, y mostró un informe oficial recibido en la Comisión bicameral de Salud que no exhibe los montos totales. Además remarcó como “una curiosidad” que las autoridades chinas eligieron las leyes del Reino Unido para resolver posibles conflictos.

“La pregunta es cómo pagamos estas vacunas chinas y a cambio de qué”, se preguntó.

La respuesta provino de su compañero Pablo Rossi: “Argentina amagó con usar el Swap, pero los chinos se negaron. Por eso, en el largo plazo, los planes de Xi Jinping y el Partido Comunista Chino con Argentina son similares a los que aplicaron con África. Para los chinos, en el largo plazo Argentina es África, donde la depredación de la penetración capitalista china es enorme”. 

En ese sentido, el comunicador reveló los “tres intereses estratégicos de China en el corto plazo: la Hidrovía, la tecnología 5G y la base aeroespacial en Neuquén”.

Más allá de las versiones respecto a la nueva avanzada de China, que ya tiene arreglados o en proceso de acuerdo múltiples proyectos de inversiones en obra pública, alimentos, minería y tecnología, Di Marco asoció la preferencia del Gobierno argentino por las vacunas chinas y rusas con un rechazo explícito a negociar con laboratorios de países europeos y norteamericanos: “Un empresario hizo gestiones con Moderna para intermediar, pero el Ejecutivo no mostró ningún tipo de interés. Por otra parte, dos empresarios (uno de la medicina privada) tuvieron una reunión con gente de Estados Unidos que les explicaron que  hay 120 millones de dosis disponibles, pero el Gobierno argentino también rechazó esas vacunas sin justificación, por lo que derivaron las negociaciones a Uruguay y Paraguay”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?