En qué consiste la "ley Moyano" con la que Camioneros presiona a Walmart

En qué consiste la "ley Moyano" con la que Camioneros presiona a Walmart

El conflicto entre Walmart y el Sindicato de Camioneros dejó al descubierto una de las modalidades extorsivas utilizada por el clan Moyano para aumentar su poder haciendo uso de su influencia con el gobierno de turno.

MDZ Política

MDZ Política

El conflicto entre Walmart y el Sindicato de Camioneros dejó al descubierto una de las modalidades extorsivas utilizada por el clan Moyano para aumentar su poder haciendo uso de su influencia con el gobierno de turno para presionar y obtener beneficios.

Así lo explicó el abogado laboralista Luis Ramírez en diálogo con Infobae. "Todos los actores sociales desconfían de la legalidad del sistema y por eso en el mundo sindical lo que resuelve las controversias es, la mayoría de las veces, la correlación de fuerzas entre las partes en conflicto y no la legalidad", explicó.

Hugo Moyano le exige hoy a la cadena de supermercados que el Grupo De Narváez adquirió el año pasado en la Argentina algo que no está contemplado en la legislación, pero que Camioneros viene consiguiendo desde 2012. Camioneros presiona para que una empresa que ganó una concesión de servicios o que cambió de accionistas despida al personal, lo indemnice y lo vuelva a contratar. La insólita maniobra es conocida como "la ley Moyano".

En el conflicto con Walmart, el sindicato de los Moyano le exigió a los nuevos dueños de la empresa echar a 500 de los 718 empleados del Centro de Distribución de Moreno, pagarles la doble indemnización y volver a emplearlos. Para Camioneros, la empresa es otra distinta y por eso consideran válida la propuesta de "una transferencia de contratos de trabajo". Desde la firma de Francisco de Narváez se niegan de manera terminante porque sólo hubo cambio de accionistas, con el mismo CUIT, y "no podemos negociar algo que no está previsto en la ley".

Ante la negativa de la empresa, comenzaron las asambleas, el trabajo a reglamento y "medidas de fuerza encubiertas", que, según denunció la empresa, "derivaron en una caída del 75% en la distribución de alimentos básicos y en un desabastecimiento de productos esenciales a más de 1.000.000 de familias en todo el país". 

Luego de una solicitada de los dueños de Walmart, publicada el martes pasado, en la que acusó al Sindicato de Camioneros de llevar adelante prácticas ilegítimas y desabastecer sus sucursales, tuvo que intervenir el Ministerio de Trabajo para declarar al conciliación obligatoria y habilitar un período de 15 días de negociaciones. La primera audiencia se hará este lunes a las 11.

Muchas empresas optaron por acatar la "ley Moyano" antes que arriesgarse a las medidas de fuerza extorsivas que ponían en jaque las inversiones y los negocios.

El primer reclamo de este tipo fue hecho por Camioneros en 1998 cuando finalizó la concesión de Manliba, empresa del Grupo SOCMA, perteneciente a la familia Macri, para la recolección de residuos en la Capital Federal y, de acuerdo con el sindicato, los empleados de aquella firma terminaron desempeñándose en otras empresas o con otras condiciones de trabajo.

La "ley Moyano" se impuso en las municipalidades de Avellaneda y Moreno ante nuevas concesiones de recolección de basura (que entre ambas involucraban a 700 trabajadores), en una distribuidora de la cervecería Quilmes (81 empleados) y en filiales locales de empresas internacionales como DHL (donde 75 personas pasaron a Exo Logística) y FedEx (que absorbió a 100 trabajadores de TNT Argentina y les pagó la antigüedad y el 100% de las indemnizaciones en una cuota).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?