Ahora el Gobierno no tiene apuros en cerrar un acuerdo con el FMI en mayo

Ahora el Gobierno no tiene apuros en cerrar un acuerdo con el FMI en mayo

El representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, aseguró que "no es una prioridad" cerrar un acuerdo antes de mayo por la reestructuración de la deuda con el organismo. Su declaración va en sintonía con la propuesta de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Pese a las declaraciones del ministro de Economía, Martín Guzmán, y los trascendidos surgidos desde el Gobierno, el representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, aseguró que "no es una prioridad" cerrar un acuerdo antes de mayo por la reestructuración de la deuda con el organismo.

"No me parece que si no se cumple estrictamente lo de mayo sea una fatalidad. En ningún sentido. Hay que negociar teniendo mucha conciencia del tamaño que tiene el problema que venimos acarreando", dijo Chodos en una entrevista al portal elDiarioAR, citada a su vez por la agencia de noticias Télam.

Dicha afirmación de Chodos parece ir en sintonía con los rumores cada vez más fuertes que indican que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner quiere atrasar un acuerdo con el FMI hasta después de octubre de este año, para evitar el costo político que podría perjudicar al Gobierno en las elecciones legislativas.

Sergio Chodos.

Sin hacer alusión al cotilleo político que rodea a la líder del Frente de Todos, el representante en el FMI justificó dicha probabilidad en que hay que "entender bien el diagnóstico del desastre que implicó para la Argentina y que va a implicar por muchas generaciones el programa del 2018", y a partir de ahí "hay que corregir y defender el interés de los argentinos. Lo demás es accesorio".

Asimismo, Chodos también relativizó la posibilidad de que el Gobierno de Alberto Fernández recurra al FMI para conseguir otros US$ 10.000 millones que restan del acuerdo anterior, al asegurar que "no es el centro de la discusión", pero aseveró que si eso ocurriera "no van a ser utilizados para fugar, o para sostener y sustentar el tipo de cambio, etcétera. Hay controles de capitales y los habrá. No va a ocurrir lo que ocurrió con el programa del 2018", en alusión al plan elaborado por la gestión de Mauricio Macri y que implicó un préstamo stand-by del organismo por US$ 45.000 millones.

"No es lo mismo tener un sendero de convergencia que tener un sendero de ajuste. Ya sabemos qué pasa en la Argentina cuando hay un sendero de ajuste. Pensemos que el programa del 2018 cumplió todas las metas fiscales . O que el programa en 2018 fue de una contracción monetaria récord que, a la vez, tuvo una inflación récord. Entonces, ¿vamos a tratar que la misma receta a ver si sale distinto? Obviamente no. Eso no va a pasar", garantizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?