Subas, bajas y algunos temores alrededor de la nafta

Subas, bajas y algunos temores alrededor de la nafta

YPF subió las naftas en las ciudades grandes y hubo bajas en el interior. Buscan una convergencia de precios, pero se esperan más subas.

MDZ Política

MDZ Política

Los combustibles subieron esta semana nuevamente, en lo que es el quinto movimiento de precios del año. Esta vez YPF aplicó un aumento selectivo e incluso bajó levemente el valor en algunos distritos. Detrás de ese movimiento están los desequilibrios que hay y la diferencia de valores entre provincias e incluso dentro de cada distrito. 

El aumento, que en Mendoza fue de cerca de un peso, no tuvo como justificación alguna modificación en el esquema de cálculo de costos y precios de los combustibles. En este caso influyó más la política directa de YPF y el Gobierno para "reacomodar". En el horizonte hay algunas señales que, aseguran desde el sector energético ligado al oficialismo, genera temor: por las diferencias de precios entre YPF y otras marcas e incluso internamente: un aumento de la presión de demanda que se generó en los lugares que con precios más bajos. "Se generó una presión de demanda que se busca corregir achicando brecha", explicaron. El temor mayor es que haya problemas de abastecimiento en esos sitios. 

El reordenamiento apunta a que haya una confluencia mayor de precios, una idea compleja. Es que en el precio influyen no solo las variables establecidas para el cálculo (petróleo, valor de los biocombustibles, impuestos, etc.), sino también fletes, exenciones impositivas y otros aditamentos vernáculos. Pero además la confluencia será "hacia arriba": se esperan más subas de los combustibles antes de mayo. 

Ayer en los lugares dónde la brecha entre las ciudades del interior de las provincias y los distritos centrales era mayor al 2%, los precios bajaron. Claro que a un nivel menos significativo: bajaron cerca de 50 centavos. En Mendoza las bajas fueron de hasta el  -0,4%. En Córdoba, Santa Fe y Santa Cruz fue del -1,2%, igual que en Neuquén. 

En Mendoza la nafta Infinia cuesta 86 pesos el litro (el precio más barato). En el Norte del país, llega a los 95 pesos. 

El precio de los combustibles en Argentina desconciertan. El año pasado la industria tuvo una crisis aguda porque debido a la pandemia había un exceso de oferta: no se consumía y las refinerías estaban desbordadas. Los precios no bajaron. El en el mismo plano Argentina reimpulsó el valor "criollo" del petróleo para sostener la producción, otro aditamento del precio de las naftas. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?