Caso Lucas: se complica la situación de los policías detenidos

Caso Lucas: se complica la situación de los policías detenidos

El lunes deberán ampliar indagatoria en orden al delito de tormentos. Además, el fiscal solicitó nuevas detenciones.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

En el marco de la causa que investiga el homicidio de Lucas González por parte de oficiales de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires el pasado 17 de noviembre en el barrio de Barracas, el juez Martin del Viso ordenó la ampliación indagatoria de los últimos seis policías detenidos por el delito de tormentos. Las mismas se realizarán el lunes 13 desde las 9.30 a través de la aplicación Zoom en función del aumento de casos de covid-19.

Lucas González fue asesinado de varios disparos de la policía de CABA

Se les imputa “haberle aplicado tormentos y sufrimientos físicos y psicológicos a Lucas González, Joaquín Zúñiga Gómez y a Julián Sosa en los que le provocaron a González una lesión circular de 1 cm de diámetro en el dorso de su mano derecha a nivel de 1º espacio interdigital con superficie de costra melicérica en formación, muy similar a lo observado en quemaduras de cigarrillo, en momentos en que el joven agonizaba”.

"A estos villeritos, hay que darle un tiro en la cabeza a cada uno", fue una de las frases de uno de los policías detenidos

Entre otras cosas que manifestó el fiscal Leonel Gómez Barbella a la hora de solicitar las ampliaciones de indagatoria, destacó “el proferirle a los jóvenes Julián Alejandro Salas y Joaquín Zúñiga Gómez, frases tales como ‘a estos villeritos, hay que darle un tiro en la cabeza a cada uno. Donde tenés la falopa, donde está el arma con la que mataste a tu amigo’, mientras los mantuvieron durante más de dos horas esposados contra el piso boca abajo y luego sentados, sin intervención judicial alguna y durante más de siete horas (entre las 12.30 y las 19.40) dentro de un patrullero de la Policía de la Ciudad -y en total por más de 10 horas en el sitio del procedimiento- sufriendo tratos denigrantes e inhumanos, denotando un significativo odio racial hacia los mismos”.

Los policías detenidos por ser los presuntos y principales asesinos de Lucas

Asimismo, el representante del Ministerio Público se refirió a que en la reconstrucción los adolescentes dijeron que fueron Miño y Fariña quienes en lugar de prestarles auxilio, los obligaron a quedarse en la esquina que donde continuaría el procedimiento ilegal, y los custodiaron durante los primeros instantes “permaneciendo durante los sufrimientos recibidos por Julián y Joaquín, de eso no caben dudas(…) La circunstancia que más tarde se hayan dirigido o no a un vallado, en nada las exculpa de sus responsabilidades”.

El fiscal Leonel Gómez Barbella pidió en otro escrito la “inmediata detención” de ocho policías, entre ellos dos comisarios

El fiscal Leonel Gómez Barbella

Además, el fiscal Leonel Gómez Barbella pidió en otro escrito la “inmediata detención” de ocho policías, entre ellos dos comisarios. Allí consideró que nuevos imputados “alteraron los rastros y pruebas del delito, al arribar inmediatamente e intentar fraguarlo para aparentar que se había tratado de un enfrentamiento, colocando para ello un arma de utilería “plantada” en el interior del rodado Volkswagen, modelo Suran”.

“Los adolescentes no contaban con ningún elemento relacionado con un arma de fuego, ni con un elemento contundente...", dijo el fiscal

De este modo se explayó en relación al procesamiento decretado a los tres policías donde se destacó que “los adolescentes no contaban con ningún elemento relacionado con un arma de fuego, ni con un elemento contundente que le hubiera permitido al personal policial suponer que podían atentar contra su integridad física’, demostrativo que son estos policías aquí señalados como aquellos que participaron y tuvieron cabales conocimientos en el invento y fabricación de pruebas en contra de las víctimas de autos”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?