La Matanza: asesinatos, indolencia y plazos fijos multimillonarios

La Matanza: asesinatos, indolencia y plazos fijos multimillonarios

Una subejecución presupuestaria que ronda el 50% de lo presupuestado para todo el año, indignación social, patrulleros sin combustibles y plazos fijos que superan los 40.000 millones de pesos son contrastes fortísimos que se expusieron tras el asesinato de Roberto Sabo.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El asesinato de Roberto Sabo expuso como ningún otro hecho aberrante de inseguridad la manera de gestionar de Fernando Espinoza en el principal distrito del país y la Provincia de Buenos Aires y que desnudó las falencias, deficiencia y subejecución presupuestaria en todas las áreas, pero fundamentalmente en Salud y Seguridad.

Hace varios meses, MDZ empezó a informar, con los sucesos y movilizaciones que proseguían ante cada hecho de inseguridad o asesinato de un vecino, la descomposición del esquema de poder tradicional que ataba al Gobierno municipal.

El primer episodio se dio con la Universidad Nacional de La Matanza, en la que tras varias discusiones y planteos, consiguió abrir una serie de carreras extra curriculares para dominar la planta docente.

Lo mismo sucedió con las autoridades del Club Almirante Brown, el más importante de la región, y en los últimos tiempos también se distanció de una manera muy ruidosa con sus socios de La Cámpora y el Movimiento Evita.

Según relató Eduardo Lalo Creus, concejal de Juntos por el Cambio de La Matanza, que suele disentir con estrategias locales y provinciales dispuestas por las autoridades de su propia fuerza política, ratificó lo que se vio en las marchas de ayer y en otras oportunidades. “La gente está harta de Espinoza (Fernando)", asegura.

Lalo Creus, concejal de Juntos por el Cambio en La Matanza.

Nacido en los movimientos sociales que aparecieron al final del menemismo a la vera de la Ruta 3, supo caminar los primeros tramos con dirigentes como Juan Carlos Alderete, Toty Flores y otros, aunque ahora tomó su propio camino, que lo llevó a ser electo hace dos años.

En diálogo con MDZ, Creus comentó que “está pasando algo que viene desde hace mucho pero ayer vi vecinos, laburantes, gente de toda clase social, con mucho hartazgo. Es cínico lo del intendente diciendo que te cuida pero la mitad de las salas de salud están cerradas, el SAME no funciona y entras o salir de nuestras casas, guardar el auto o ir a trabajar se transforma en una odisea desproporcionada y con riesgo de vida”.

“Realmente nos sentimos abandonados, nuestros chicos no pueden salir solos a la calle y solo se pueden mover con auto. En las PASO hubo un mensaje fuertísimo y esperemos que en noviembre sea mucho más fuerte en contra de un intendente que no tiene idea de lo que está pasando en La Matanza”, agregó el concejal matancero que denunció, además, que el municipio tiene casi $30.000 millones en plazo fijo.

“Desde el Concejo Deliberante ya lo denunciamos pero es legal tener tres plazos fijos, uno de ellos en dólares, que suman casi $30.000 millones de pesos. Esas operaciones le permiten ganar, con la timba financiera, $3.166 millones adicionales. Pero ellos creen que nos están cuidando, guardando la plata por una futura crisis que ellos mismo creen que puede desatarse mañana”, explicó.

A pesar de los gravísimos problemas que se observa en materia sanitaria, de inseguridad y la falta de agua y cloacas en el 70% del territorio, y a pesar de haber ahorrado, se supone, más de $40.000 millones de pesos, la plata prevista en el presupuesto 2021 no se ejecutó sino sólo se gastó el 50%.

“Se subejecutó el presupuesto por debajo al 50%, con partidas especiales para seguridad e infraestructura que no fue utilizada. Tan pronto votan el presupuesto, una partida similar va y se deposita en el banco, porque esos fondos extrajuridiccionales no se incorporó a los gastos corrientes”, denunció Creus, para quien todo esto está planificado así, porque “Espinoza aspira a ser gobernador, y esa plata será utilizada para tal fin. Con Espinoza hablan punta a punta el gobernador, los ministros y el presidente. Él trabaja todos los días para ese fin personal y no dudo que ese dinero será utilizado para su proyecto político”.

Consultado, sin embargo, por qué siempre el peronismo gana en La Matanza, y en estas elecciones el propio intendente se presentó como candidato a concejal testimonial en la única lista del Frente de Todos, el concejal opositor dijo que “hay una nueva época. La oposición, que antes era sólo de los sectores medios, ahora se expandió a todo el distrito, y esta es una nueva época porque los más pobres también están postergados y abandonados. Cada una de nuestras localidades tiene, a su vez, una realidad distinta y por primera vez nos vemos en medio de un crecimiento meteórico”.

Además, Creus expuso un dato no menor para explicar por que motivo, muchas veces, las expresiones sociales no se reflejan en los votos conseguidos en contra de la gestión municipal. “Increíblemente, por distintos motivos, cerca de 500.000 matanceros tienen que poner domicilio de otra jurisdicción, preferentemente la Ciudad de Buenos Aires, para poder trabajar en su actividad cotidiana. Muchos de ellos, seguro, nos votan a nosotros pero en otras localidades”.

En cambio, “muchos nuevos matanceros, recibidos por migraciones internas y porque acá vale más barato vivir que en ciudades mucho más cercanas a la Capital Federal, tienen que fijar su nuevo domicilio acá para recibir las prestaciones sociales que brinda el ANSES”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?