Antes del recambio del Congreso, JxC discutirá a puertas cerradas su estructura de poder

Antes del recambio del Congreso, JxC discutirá a puertas cerradas su estructura de poder

El resultado de las elecciones abrió una fuerte interna en Juntos por el Cambio donde cada línea interna del frente luchará por estar en la vidriera pública.

Redacción MDZ Online

El resultado de las elecciones legislativas dejó en una posición bastante confortable a la principal fuerza de la oposición. Pero, puertas adentro, también abrió un frente de batalla en donde cada una de las líneas que conforman Juntos por el Cambio peleará por un lugar más ventajoso en la estructura de poder. 

Es que, la mayoría ya tiene en la cabeza el 2023, año en el que Argentina volverá a elegir sus autoridades ejecutivas. Si bien aún faltan dos años, no hay tiempo que perder y cada uno de los dirigentes que aspiran a la presidencia deben comenzar a entretejer las redes que sostendrán su candidatura. 

Es por esto que cada lugar de visibilidad hoy tiene un valor importante y nadie parece estar muy dispuesto a ceder. Tras las elecciones, es el Congreso el espacio que ofrece estar en la vidriera pública y ante el inminente recambio, la oposición deberá negociar.

Patricia Bullrich confirmó que el próximo 6 de diciembre, los principales dirigentes de JxC participarán de un cónclave y no se descarta que las actuales autoridades del frente sufran algunas modificaciones.  "Vamos a tener una reunión de la mesa nacional el día 6 de diciembre y seguramente a partir del 10, cuando asumen los nuevos, va a haber una reconsideración de esa mesa a partir de una nueva realidad de Juntos por el Cambio", señaló la dirigente en diálogo con Radio Rivadavia. 

Ocupar un lugar en esa mesa es también tener una cuota de poder a la hora de elegir a las autoridades de los interbloques en el Senado y la Cámara de Diputados. Pero, lo más importante, es que también posibilita tener más fuerza a la hora de negociar a los futuros precandidatos. 

Las rispideces puertas adentro de Juntos por el Cambio ya son imposibles de disimular. Incluso, Lilita Carrió utilizó su discurso durante el acto por los 20 años de la Coalición Cívica (CC) para pedirles a sus aliados que dejen de lado las peleas de poder. 

La posición que han adoptado el resto de los dirigentes es diferente y, a pesar de las divisiones, el mensaje hacia afuera es el de la unidad en cuestiones ideológicas y en un plan de acción. Por ejemplo, Mauricio Macri llegó a celebrar las ambiciones de los referentes, pero aseguró que todos los dirigentes del frente comparten una visión de país. En la misma línea, Bullrich dijo que: "No hay alguien que salga a decir algo muy distinto de lo que pensamos de casi el 100% de los temas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?