Misterio

Axel Kicillof convocó a los intendentes pero ninguno sabe para qué

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se reunirá hoy al mediodía en la Residencia del gobernador en La Plata para intercambiar opiniones sobre el resultado electoral del domingo 12 de octubre y muchos suponen que también hablará de las reelecciones propias y de los intendentes.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare miércoles, 24 de noviembre de 2021 · 08:43 hs
Axel Kicillof convocó a los intendentes pero ninguno sabe para qué
Foto: Telam

El gobernador Axel Kicillof pospuso para hoy la reunión con los intendentes del Gran Buenos Aires para seguir analizando los resultados electorales del domingo 14 y muchos suponen que hablará también para dar su opinión con respecto de las reelecciones de los jefes comunales y trazar una nueva hoja de ruta con ellos. 

"Ni idea", le contestaron tres intendentes consultados a MDZ sobre los motivos de la convocatoria, planteada para ayer pero pospuesta para hoy. Algunos suponen que hablarán de la forma en que se dará por acabado el artículo de la ley 14836 que modificó la Ley Orgánica de los municipios en el tema de los mandatos de los intendentes y la posibilidad de ser reelectos de manera indefinida. 

Sin embargo, ayer, el exministro de Salud de la administración bonaerense, Daniel Gollan, dijo que Kicillof también debería ser reelecto porque un período solo no alcanza para instrumentar los cambios necesarios. ¿Será por este tema que el gobernador también los citó? En algunas horas también se sabrá.

Ninguno de los consultados, fuentes oficiales de la gobernación y los propios convocados saben no solo el temario, sino tampoco tienen idea si el gobernador estará acompañado por alguno de sus funcionarios de confianza y los aliados políticos Sergio Massa y Máximo Kirchner, con los que ha chocado en los últimos meses. Inclusive con el hijo de los dos presidentes tuvo un entredicho muy fuerte la noche de la elección en Chacarita. 

Además, el gobernador debe reordenar su relación con los jefes comunales, a los que preveía debía tolerar sólo por un par de años más. Si eso se modifica, tendrán que convivir por seis años, por lo menos. Kicillof había dado su apoyo a la modificación de la norma sancionada en 2016 con el aval de los intendentes peronistas "dialoguistas", Massa y María Eugenia Vidal durante la cena realizada, la semana pasada, en Olivos junto con el presidente Alberto Fernández.

En esa oportunidad Massa se negó a dar su apoyo. Lo hizo por obvias razones. Algunos le critican que al haber dado el paso más importante, de unirse al Frente de Todos tras sus fortísimas críticas hacia los dirigentes que la integran, también podría modificar su postura en esta cuestión. "No voy a hacer nada para que los intendentes hagan sus planteos y pidan lo que quieran. Pero no voy a militar por esa causa", se le escuchó decir al jefe de la Cámara de Diputados. 

El problema radica, ahora, en que muchos intendentes de la oposición salieron abiertamente a decir que no apoyarán un tratamiento parlamentario que modifique la ley. A lo sumo aceptarán que los interesados realicen una consulta legal para determinar si la ley atenta contra sus derechos adquiridos con anterioridad al año 2016.

Así lo expresó en MDZ Jorge Macri, uno de los principales voceros entre los intendentes de Juntos y presidente del PRO. "No debe modificarse la ley, a lo sumo, si alguien tiene una duda, debe presentarse judicialmente". Detrás de él salió Ezequiel Galli, de Olavarría, quien en declaraciones a Radio Provincia dijo que el límite a las reelecciones es "sano" y que una derogación "no sería una buena señal para la ciudadanía".

Otros, sin embargo, sostienen en off sus deseos de que se destrabe el impedimento legal que no les permite presentarse para un nuevo mandato. Ante esta situación, los jefes comunales del peronismo, "que somos los que ponemos la cara y nos comemos los sopapos de la sociedad", están pidiendo que "ahora no se escondan y digan lo que estábamos trabajando en privado desde hace dos años",

Es que como las circunstancias cambian constantemente, lo que antes era una necesidad imperiosa ahora pasó a ser "algo importante pero no fundamental" dado que han ganado con amplitud en sus respectivos territorios. Inclusive se hablaba que, con la ascendencia que tenían en sus respectivos departamentos judiciales, intendentes como Gustavo Posse o Julio Garro podían hacer que terceros interesados presentasen una acción legal. Nada de esto pasó. 

"La verdad es que creo que se hablará del tema, pero no nos dijeron nada del temario", le dijo a MDZ un intendente de la zona norte. Ante una repregunta sobre si sabía sobre algún cambio de Gabinete que lo tuviera a él o a otro par suyo entre los nominados, fue tajante en su negativa. 

Entonces, a partir de las 13, se empezará a saber si la juntada era por un tema tan obvio como la discusión de las reelecciones o el gobernador tenía en su carpeta de temas algo más importante, como un relanzamiento gubernamental, mejorar las relaciones con la mayoría de los presentes, un plan para recuperar días de clases y contenidos educativos o trazar un nuevo esquema de seguridad al ser ratificado Sergio Berni como ministro, entre otras cuestiones pendientes e indispensables para los bonaerenses. 

Sobre la seguridad, el propio Berni viene alertando que puede haber dificultades llegado el fin de año. Lo mismo había dicho, a mediados del año pasado  Mario Ishii, intendente de José C. Paz. El del jefe comunal no se verificó. Quizás las elecciones descomprimieron el descontento que se veía en muchas barriadas del Gran Buenos Aires y también hayan bajado el alerta del funcionario. 

Archivado en