¡Atención, comerciantes! Defensa del Consumidor está colocando importantes multas

¡Atención, comerciantes! Defensa del Consumidor está colocando importantes multas

Defensa del Consumidor está recorriendo los diferentes comercios y dentro de las exigencias principales está el "Libro de Quejas". Se han colocado importantes multas a los comerciantes que no lo tienen a la vista.

Nimsi Franciscangeli

Nimsi Franciscangeli

En el Boletín Oficial de Mendoza se notó un importante crecimiento de sanciones a locales comerciales por no tener el "Libro de Quejas". Según la oficina de Defensa del Consumidor el Libro de Quejas "deberá encontrarse siempre en lugar visible para el público en general en el sector de Atención al Cliente", detalla la resolución vigente. Muchos comercios no estarían cumpliendo con la normativa y las multas oscilan entre los 7 mil y 15 mil pesos

Además, desde la oficina que defiende a los consumidores, afirmaron que este criterio aplica a comercios en general, bancos, financieras, empresas de cobro de impuestos y otros servicios. Estas entidades tienen que disponer fácilmente del Libro de Quejas ante el requerimiento del consumidor.

Sanción publicada en el Boletín Oficial. 

Mónica Lucero, directora de Defensa del Consumidor de Mendoza, aseguró que el Libro de Quejas es un instrumento que posibilita al comerciante conocer cuáles son sus puntos fuertes y en qué otros debería mejorar, y agregó: "Esta herramienta le permite al consumidor expresar, por ejemplo, su queja y su agradecimiento cuando ha sido bien atendido e, incluso, expresar una sugerencia para corregir un servicio”, explicó. 

Multa por no exhibir el Libro de Quejas. 

¿Cómo debe exhibirse el Libro de Quejas?

En MDZ Radio el abogado, Pablo Teixidor, describió como debe exhibirse el Libro en los comercios y además explicó que ya no es obligación renovar todos los años el documento. "Por la resolución provincial Nº5 del 2019, el Libro de quejas debe ser actualizado solo cuando sus hojas se hayan agotado", afirmó. 

"El libro es importante porque se audita por Defensa del Consumidor y si hay anomalías se inicia un procedimiento para sancionar al local. El libro debe estar a disposición siempre. Debe estar foliado y rubricado por Defensa al Consumidor y esto tiene un costo que ronda los $900 y el cuaderno en sí sale unos $700, en total el comercio gasta 1600 pesos y evita una sanción de 7 mil pesos", explicó el abogado. 

Además, Teixidor aseguró que las hojas de ese registro no deben tacharse, salvo, que haya sido realizados por el consumidor o usuario y aclarado bajo firma por el propio reclamante y agregó: "Tampoco podrá modificarse la foliatura (numeración) o arrancarse tapas u hojas del libro, respetándose siempre la correcta correlación en la foliatura".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?