Las dos obsesiones que perturban a Cristina Fernández de Kirchner

Las dos obsesiones que perturban a Cristina Fernández de Kirchner

La vicepresidenta tiene una única preocupación: el quorum propio del Senado, donde el peronismo mantiene una dominancia absoluta desde el retorno de la democracia. Por ende, su atención absoluta está puesta en dos provincias que se convirtieron en sus obsesiones para ganar cueste lo que cueste.

MDZ Política

MDZ Política

Con la posibilidad cada vez más latente de que el Frente de Todos saque nuevamente un pésimo resultado en las elecciones legislativas de noviembre, Cristina Fernández de Kirchner tiene una única preocupación: el quorum propio del Senado, donde el peronismo mantiene una dominancia absoluta desde el retorno de la democracia. Por ende, la atención absoluta de la vicepresidenta está puesta en dos provincias que se convirtieron en sus obsesiones para ganar cueste lo que cueste.

"A Cristina Fernández de Kirchner lo que más le preocupa son los senadores, porque existe la posibilidad de que por primera vez desde 1983 el peronismo no tenga mayoría propia en el Senado", analizó anoche el periodista Carlos Pagni en el programa Odisea Argentina, del canal LN+, en relación a la renovación de un tercio de la cámara alta que se definirá en ocho provincias.

Con algunas jurisdicciones prácticamente definidas, la vicepresidenta posa sus expectativas en dos: Chubut y La Pampa. "El gran tema es Chubut, porque la derrota vendrá de la mano de la separación del gobierno provincial de Mariano Arcioni, que lleva como candidato a su ministro de Seguridad, Federico Massoni, logrando que pierda el kirchnerismo después de mucho tiempo", enfatizó Pagni.

"La división entre el Ejecutivo chubutense y la Nación determinará muy probablemente el triunfo de Ignacio Torres", señaló respecto a la victoria que conseguirá Juntos por el Cambio de la mano de un joven del PRO que cuenta con el apoyo de un sector del empresariado. De hecho, añadió el conductor, el Gobierno nacional "está haciendo todo lo posible para presionar a los empresarios que financian a Torres y que Arcioni baje su lista, hasta ahora sin ningún resultado".

En cambio, La Pampa muestra un escenario más parejo: el Frente de Todos y Juntos por el Cambio están empatados, según algunas encuestas. Por ende se espera que la Nación envié recursos para esa provincia gobernada por Sergio Zilotto, en la que además se han multiplicado las denuncias por clientelismo electoral.

Si llega a perder el control del Senado, Cristina Fernández de Kirchner quedará muy expuesta a las críticas del peronismo, verá disminuir sustancialmente su inmensa cuota de poder y, principalmente, no podrá imponer su voluntad en la cámara alta sobre proyectos de su interés, como un relanzamiento de la reforma judicial o el nombramiento de jueces afines.

Aunque no elijan senadores, otras dos provincias patagónicas también inquietan a la vicepresidenta por el simbolismo que representan para el kirchnerismo, según Pagni. "Tierra del Fuego es una provincia complicada para el Gobierno y en Juntos por el Cambio creen que la pueden ganar. A Santa Cruz también la oposición la da por ganada porque se ha mantenido muy alto Claudio Vidal, el sindicalista que se desprendió del peronismo y le resta al gobierno de Alicia Kirchner lo suficiente como para que pierda la elección", argumentó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?