Crece la furia de los intendentes contra Axel Kicillof y Máximo Kirchner

Crece la furia de los intendentes contra Axel Kicillof y Máximo Kirchner

Los 'barones' del conurbano no pueden disimular su furia contra los principales dirigentes del kirchnerismo en el territorio bonaerense, a quienes señalan como los principales mariscales del fracaso electoral.

MDZ Política

MDZ Política

A dos semanas de la derrota en las PASO, los intendentes peronistas del Gran Buenos Aires no pueden disimular su furia contra los principales dirigentes del kirchnerismo en el territorio bonaerense, especialmente al gobernador Axel Kicillof y al diputado nacional Máximo Kirchner, a quienes señalan como los principales mariscales del fracaso electoral, mientras crece la desazón y el desánimo ante lo que vislumbran un nuevo golpe en las generales de noviembre.

Con críticas tanto públicas como en privado, los 'barones' del conurbano descargaron su enojo no solo hacia Alberto Fernández y, en menor medida, hacia Cristina Fernández de Kirchner, a los que reservan algunos rencores por las feroces disputas de ambos que los terminaron afectando en materia de imagen, sino principalmente en los dos paladines de la vicepresidenta: Axel Kicillof y Máximo Kirchner, quienes desde distintas posturas pretendían copar la escena política bonaerense y subyugar el histórico poder de los intendentes del PJ, maniobras que les abrirían paso a sus aspiraciones electorales para el 2023.

Sin embargo, el desastre de las PASO y la enorme posibilidad de que esos resultados sean ratificados en noviembre truncaron hasta ahora cualquier sueño presidencialista o de gobernador provincial. "Nos tienen hartos y la culpa de la derrota es de ellos", repiten los jefes comunales bonaerenses en más de una ocasión y sin poder disimular su fastidio ante un kirchnerismo que ya demostró no cambiar ni siquiera en su peor momento.

Los encuentros de Axel Kicillof y Máximo Kirchner con los barones del conurbano no sirvieron para calmar la ira profunda vigente desde las PASO.

"Los intendentes no van a esperar una ayudita de Dios, prefieren que ninguna figura nacional les pise el territorio para enfocarse en hacer campaña solo con los candidatos locales y nada más, lo cual no va a ocurrir porque muchos van a tener que aceptar la visita de los dirigentes nacionales", comentó el periodista Fernando Carnota en el programa +Voces, del canal LN+.

Aunque es generalizado, los 'barones' pejotistas más enojados son los de la Primera y la Tercera sección electoral, ambos territorios considerados como los principales bastiones electorales del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires y donde justamente el oficialismo sufrió una drástica pérdida de votos. "Los más furiosos son Mario Ishii (José C. Paz), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Julio Zamora (Tigre), Ariel Sujarchuk (Escobar), Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Grey (Esteban Echeverría)", añadió Carnota.

El rencor de los intendentes es particularmente intenso contra Axel Kicillof, porque consideran que "los ninguneó durante dos años de gobierno", y señalan que el aterrizaje de Martín Insaurralde como jefe de Gabinete y de Leonardo Nardini como ministro de Obras Públicas no será suficiente para aplacar su ira. "Los intendentes dicen: 'Perdieron las elecciones, nos dan dos ministerios y piensan que con eso pueden revertir absolutamente todo'. Según lo que pase después del 14 de noviembre, a Kicillof le van a pedir cambios más profundos en el gabinete; o sea, prácticamente un cogobierno", resaltó Carnota.

"Con sus candidatos y la imagen, los intendentes creen que podrán mejorar la situación en noviembre, pero descartan ganar lo que perdieron en las PASO", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?