Omar Palermo: "La reforma judicial es imposible sin acuerdo político"

Omar Palermo: "La reforma judicial es imposible sin acuerdo político"

El juez de la Suprema Corte de Mendoza, integrante de la comisión consultiva convocada por el presidente Alberto Fernández y vinculado ideológicamente al kirchnerismo admitió que cambios sustanciales como los que se proponen "no pueden imponerse unilateralmente".

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Omar Palermo, juez de la Suprema Corte de Mendoza, dio detalles del trabajo que realizó Consejo Consultivo convocada por Alberto Fernández para analizar cambios necesarios para mejorar el funcionamiento de la Corte Suprema y la justicia nacional. En diálogo con MDZ Radio, destacó el "trabajo serio que se logró en poco tiempo" y defendió la necesidad de ampliar el número de miembros de la Corte. Pero al mismo tiempo, admitió que todas las propuestas que le han acercado al Ejecutivo son inviables si no existe acuerdo político para que prosperen. "Creo que nada de lo que hemos propuesto puede hacerse unilateralmente desde un gobierno. Creo que hace falta consenso", subrayó.

Palermo destacó la dinámica de trabajo que lograron en la comisión que integra junto a Carlos Alberto Beraldi, León Arslanian, Andrés Gil Domínguez, Gustavo Ferreyra y Marisa Herrera, y por los jueces de distintas cortes del país Inés Weinberg de Roca (CABA), Hilda Kogan (Buenos Aires), Claudia Sbdar (Tucumán), María del Carmen Battaini (Tierrra del Fuego) y el académico Enrique Bacigalupo. 

"Ha sido un trabajo muy duro y he aprendido muchísimo. Hemos tenido reuniones por lo menos dos veces por semana. Hemos charlado mucho y analizado mucho los temas. Estoy contento. Creo que se hizo un trabajo serio en poco tiempo y el saldo es positivo", manifestó.

En este sentido, señaló que el informe que elaboraron "le ofrece al sistema político y al Presidente una serie de insumos para tener en cuenta que pueden traer soluciones a las dificultades que tenemos y que de algún modo mejoran la democratización del sistema de justicia".

Uno de los temas que más ruido generaron en torno a la comisión que mediáticamente se llamó "Beraldi" en referencia a la presencia del abogado de Cristina Kirchner entre sus integrantes, fue la ampliación de los miembros de la Corte. Sobre ese punto, Palermo aclaró que prefirieron no poner nada en las conclusiones del informe pero no dudó en dar su opinión personal sobre el tema.

"En cuanto a la ampliación decidimos no expresarnos en las conclusiones, por eso cada uno lo hace individualmente en su voto. Yo lo que opino es que una Corte de cinco integrantes tiene dificultades de funcionamiento en cuanto a la pluralidad de miradas", argumentó. "Creo que cinco es un numero exiguo en cuento a pluralidad de miradas de género, ideológicas y federalismo", adhirió para aclarar ese punto.

Pero además, explicó por qué un tribunal supremo de cinco integrantes también tiene deficiencias en su funcionamiento. "Si se enferma un miembro de la Corte, trae problemas. Igual si se jubila un integrante", remarcó para luego entrar en un aspecto aún más riguroso desde lo legal.

"Una Corte con cinco integrantes también tiene dificultades en cuanto a la estabilidad del precedente por la consecución de mayorías muy exiguas. Con tres votos se puede decidir cuestiones centrales de la vida institucional del país", subrayó.

Pero así como criticó que sean cinco los integrantes, aclaró que tampoco está de acuerdo con las cortes con muchos miembros pero no sugirió cuántos deberían ser.

En donde si puso énfasis es en limitar las atribuciones de la Corte y priorizar que se dedique al "control de constitucionalidad" con pocos casos al año.

Para ello, dice que es necesario crear un tribunal intermedio que resuelva el resto de las causas que hoy llegan hasta el máximo tribunal. "La gran mayoría de los casos que van a parar a la Corte -y que en muchos casos se resuelven con el rechazo formal del recursos- deben ser resueltos por un tribunal intermedio al que llamo Supremo Tribunal Federal", manifestó.

Ese tribunal debería "unificar a toda la jurisprudencia nacional, revisar sentencias arbitrarias y corregir los errores de derecho y los efectos procesales de las causas".

"Yo creo que la reforma judicial que nosotros propiciamos en el consejo consultivo es imposible sin el acuerdo de la política. Creo que es indispensable el consenso de la política en la reforma. Una reforma como la reforma judicial requiere de esos acuerdos. Que la política se siente a dialogar. Creo que nada de lo que hemos propuesto puede hacerse unilateralmente desde un gobierno. Creo que hace falta consenso", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?