Dalmiro Garay impulsa una restructuración administrativa de la Corte

Dalmiro Garay impulsa una restructuración administrativa de la Corte

El presidente del máximo tribunal dispuso una serie de modificaciones que afectan al funcionamiento interno del Poder Judicial y comienza a allanar el terreno para rodearse de personas de su confianza. Cambian de funciones a la secretaria administrativa Elizabeth Carbajal.

MDZ Política

MDZ Política

A través de una acordada firmada el 30 de diciembre el presidente de la Suprema Corte, Dalmiro Garay prepara el terreno para empezar a imprimir su impronta en el funcionamiento administrativo del Poder Judicial. En concreto, dispuso cambiar de funciones a la secretaria administrativa Elizabeth Carbajal, la funcionaria equiparada a magistrada que cobra más de 400 mil pesos por mes.

La acordada deja claro que Carbajal tendrá un nuevo rol pero seguirá cobrando como equiparada hasta que se resuelva la causa judicial que se inició luego de que el gobernador Rodolfo Suarez impulsara una ley para terminar con los equiparados a magistrados. Pero más allá de esa situación particular, la jugada de Garay es despejar casilleros clave para poder designar en esos lugares a personas de su confianza.

El primer paso que da en ese sentido reasignar funciones a Carbajal, a quien le encomendó hacerse cargo de un Proyecto de Reorganización de las Áreas Administrativas de la Suprema Corte de Justicia. Paralelamente, da por finalizadas las funciones de Carbajal como responsable de la Secretaría Privada, Ceremonial y Audiencias, lo cual abre espacios que serán ocupados por personas del entorno de Garay. Según la nueva ley que aprobó la Legislatura, quienes lleguen no podrán ser equiparados a magistrados sino que tendrán categoría de funcionario fuera de escala.

Incluso la ley 9.230 que elimina la figura de equiparados a magistrados habla específicamente del personal de Superintendencia Administrativa y subraya que depende del presidente de la Corte y "cesará en sus funciones al término del mandato del Presidente de la Suprema Corte de Justicia en cuyo gabinete se desempeñe".

Es decir, Dalmiro Garay podrá nombrar personas de su confianza en esa área pero esos funcionarios deberían cesar sus funciones cuando cambie la presidencia.

La acordada que se firmó el 30 de diciembre reordena el área administrativa y dispone, por ejemplo, que el Departamento de Mantenimiento, el Departamento de Proyectos Técnicos y los choferes de ministros dependan jerárquicamente de la Secretaría Administrativa.

Además, vuelve a poner bajo la órbita de la Secretaría Administrativa la Mesa de Entradas y da por finalizadas las funciones asignadas a Diego Jarén en la Secretaría Administrativa.

Será Carbajal quien se haga cargo de la misma y le da 45 días  para que realice un completo y exhaustivo relevamiento de la normativa vigente respecto a las funciones asignadas a la Secretaría Administrativa, junto con las demás dependencias del área de superintendencia del Poder Judicial "y formule una propuesta de organigrama actualizado de la misma, lo que deberá ser elevado a conocimiento de la Sala Administrativa".

La acordada

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?