El empresario que se muda a Uruguay, el ministro más temido, el más flojo y el rearmado del PJ

El empresario que se muda a Uruguay, el ministro más temido, el más flojo y el rearmado del PJ

Uruguay es la nueva "tierra prometida" y hay un conocido empresario que se muda en octubre. Además: quiénes son los ministros más temidos, más flojos y más activos del gabinete. Una reunión clave dentro del PJ y un noviazgo que se transformó en cuestión de estado.

MDZ Política

MDZ Política

Uruguay los espera

La crisis argentina pone a muchos nerviosos y hay quienes ponen la mirada en otros horizontes. Pues en Mendoza comenzó el "éxodo" y hay un conocido empresario que ya tiene la decisión tomada: se muda a Uruguay y ese cambio sería una decisión familiar que también afecta al mundo del espectáculo. Es que el hombre en cuestión es Daniel Vila, empresario de medios y de empresas de servicios que está en pareja con la conductora Pamela David. Incluso ambos tendrían lista la logística familiar para instalarse en el Este. 

Vila incluso tiene fecha: se iría en octubre a Uruguay, particularmente a José Ignacio, el tranquilo poblado elegido por las figuras de la farándula porteña para descansar y que ahora se transformará en residencia de muchos que deciden irse. El titular del grupo América no dejaría sus negocios, pero sí manejaría muchos de ellos de manera remota. En Mendoza ya se había desprendido de la conducción de varios de sus empresas. Ahora muda su domicilio desde la estancia San Isidro, a Uruguay. 

El ministro más temido

El Gabinete de Rodolfo Suarez comienza a tener definiciones internas. Ya pasó el período de adaptación, de formalidades y de buenos oficios. Ahora hacen falta resultados y también aparecen los roces. 

En el equipo de Suarez ya están definidos los roles. Fuera del respeto lógico a la figura del Gobernador, hay un ministro al que todos le temen. No es un "chinchudo" nato, pues tiene buenas formas. Pero por su experiencia y por el rol que le cabe, es a quien más respetan. Se trata del ministro de Hacienda Lisandro Nieri.

Claro, el hombre tiene a su cargo la administración de los recursos y en un contexto de pobreza absoluta. Por eso tiene el "no" fácil. "Licho" no pierde el tiempo, explican, y no tiene reparos en cerrar puertas si hace falta. Sin eufemismos. Los más díscolos se enojan: "No se puede hablar con él", repiten. 

El más flojito

En ese esquema, también están los funcionarios que tienen fama de tener menos ritmo para lo que es un gobierno provincial. En ese sentido el ministro de Gobierno Víctor Ibáñez es quien lleva la carga y a quien en algún momento han cuestionado por seguir en "modo universidad" para tomar decisiones. Es que a Ibáñez le toca analizar y comunicar decisiones que atañen a la vida cotidiana de Mendoza que muchas veces se han demorado. Peor aún con las relaciones políticas. Como ministro de Gobierno tiene la función de vincularse y "rosquear" con gremios, partidos políticos y fuerzas de choque. Justamente una de las principales carencias del Gobierno. 

La guardaespaldas

La ministra de Turismo y Cultura Mariana Juri es, según explican, la que más se adaptó a las necesidades que planteó la emergencia total en la que vive Mendoza. Lejos del rol original, estaba casi instalada en el cuarto piso para hacerse cargo de temas relacionados con la pandemia. Tanto, que fue la primera ministra en contagiarse. Juri viene del equipo de Suarez desde la Municipalidad de Capital y tenía experiencia en la gestión provincial, pues ya fue ministra antes. Los que conocen al "suarismo" desde cerca explican que la titular de Turismo ocupa el rol que en le "Muni" cumplía Natacha Eisenchlas, cubriendo las espaldas del propio Suarez. Juri incluso lo hace a costo suyo, pues ha recibido críticas por no atender temas estrictos de su función, como la política cultural. 

Ojo por ojo

A pesar de que las aguas en la Suprema Corte de Mendoza se calmaron en los últimos meses, aún existen rencores y diferencias entre sus miembros. Esta semana se supo que se convocó a una audiencia pública para definir la constitucionalidad de la prisión perpetua en la provincia. Si bien a priori parece un tema que justifica una convocatoria de esas características, puertas adentro de la Justicia ha tenido gusto a revancha.

"Es una devolución de atenciones de José Valerio a Omar Palermo por la audiencia pública que convocó para cuestionar la designación de Teresa Day", comentan quienes recorren los pasillos del cuarto piso del palacio judicial. Palermo llamó a una audiencia para discutir cómo debe interpretarse el requisito constitucional de contar con 10 años de ejercicio de la profesión para ser juez de la Corte, poniendo en dudas si Teresa Day cumple con ello. Day es una persona cercana a José Valerio, por lo que muchos ven que la decisión de Valerio de llevar a audiencia pública la discusión de la prisión perpetua es para poner sobre la parrilla a uno hombre del riñón de Palermo, como es el caso del juez Eduardo Martearena.

Al filo de la ley

Dicen que para el amor no hay edades, pero la ley no está de acuerdo con esa afirmación. Por eso, el noviazgo de un concejal de Santa Rosa con una joven de 15 años ha generado un conflicto legal en la comuna. Se ha generado un expediente en el área de Maltrato Infantil para que se investigue y se le dé seguimiento a esa relación. Si bien el concejal Gonzalo Amaya y su pareja tienen una relación consentida, el expediente tiene como principal observación que el funcionario tiene una posición política que directa o indirectamente puede influir en la situación.

Encuestadores en problemas

Los encuestadores viven su propio karma con la cuarentena. En particular, aquellos aferrados al sistema de la encuesta domiciliaria y que han demostrado ser precisos en sus sondeos. Es el caso del prestigioso Elbio Rodríguez, quien a la fuerza está probando metodologías de sondeos telefónicos sin terminar de convencerse de su efectividad. No puede seguir con el método tradicional por los riesgos de sacar equipos a la calle en medio de la pandemia. Pero además, porque pueden resultar sesgadas, ya que "la gente que contesta son personas que no tienen miedo". O sea, pueden reflejar, por ejemplo, solamente las opiniones de los "anticuarentena". Sobre las consultas telefónicas, afirma también que requieren el doble de consultas que una domiciliaria: unas 2.400 en encuestas "grandes".

 

El peronismo se rearma y en Maipú muestran los dientes

El peronismo mendocino sigue algo desorientado en cuanto a la estructura, pues en el día a día Anabel Fernández Sagasti es omnipresente, pero le cuesta reordenar internamente. Ahora, con el 2021 en el horizonte, comienza a haber movimientos. Desde Maipú organizaron una reunión virtual para la semana que viene en la que apuntan a mostrarse unidos como sector y "mostrar los dientes" a nivel interno y también externo. La reunión fue convocada por el intendente Matías Stevanato y están invitados quienes le heredaron el poder, es decir los hermanos Alejandro y Aldolfo Bermejo. 

El mensaje es interno, pero también hacia afuera. "Cornejo no va a tener chances de quedarse con todo el área metropolitana com pretende", explican. Claro, Maipú es el karma del Gran Mendoza para los radicales. En las últimas semanas fue el Gobernador el que marcó las diferencias, pues reunió a todos los intendentes de la zona, menos a Stevanato. 

El verso del Nación

La novela de la refinanciación de la deuda del Gobierno mendocino con el Banco Nación continúa. Esta semana, el senador kirchnerista Lucas Ilardo salió a asegurar públicamente que el gobernador Rodolfo Suarez le pidió ayuda a Anabel Fernández Sagasti para que se firmara un acuerdo que desahogara los pagos al agente financiero. "Suarez no dice públicamente lo que sostiene en privado, el gobernador sí habló con Anabel y le pidió que le ayudara a destrabar el problema del Baco Nación", aseguró Ilardo. En Casa de Gobierno desmintieron rotundamente esta versión. La cuestión es que, mientras los dimes y diretes siguen, el acuerdo continúa sin confirmarse. 

Ameri y el error de estrategia

El jueves fue frenético en la Cámara de Diputados por el "pornozoom" del diputado Juan Ameri. Los acontecimientos se precipitaron tanto que hasta el agudo Alfredo Cornejo tuvo que recalcular la estrategia. Mientras todos los diputados opinaban sobre la conducta del salteño, Cornejo envió un comunicado sobre la postura del Comité Radical en el que demandaba la renuncia de Ameri. Sin embargo, minutos después, la UCR corrigió la redacción y cambió "renuncia" por "expulsión".

Los radicales se habían dado cuenta que Ameri tenía los minutos contados como diputado nacional y que era necesario forzar a la Cámara para que le diera tratamiento formal a la inconducta. La idea era evitar que el legislador y el oficialismo la sacaran barata y por eso votó en contra la renuncia un diputado del PRO, Humberto Schiavoni.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?