La delicada situación sanitaria de Malargüe en medio de la pandemia

La delicada situación sanitaria de Malargüe en medio de la pandemia

Desde hace más de un mes el hospital se quedó sin director. Han aumentado los casos positivos de Covid y los médicos reclaman para que se refuerce el sistema sanitario.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Esta semana el director del Hospital de Malargüe, Alfredo Martínez, presentó su renuncia luego de tomarse un mes de licencia por problemas de salud. Esto ha generado inconvenientes en el centro de atención y algunos médicos ya han salido a exteriorizar reclamos en el delicado marco de la pandemia.

Si bien la situación de Malargüe no es crítica, los profesionales de la salud aseguran que no están exceptuados del cansancio que acumulan todos los trabajadores del sector en el resto de la provincia. "La situación es apremiante y complicada. Esta pandemia nos ha provocado un desgaste tanto a los profesionales de la guardia como al resto de los médicos", señaló a distintos medios malargüinos el encargado de la Guardia del Hospital, Sergio Giordaninni.

Y a eso, sumó que luego de más de un mes de licencia médica, presentó la renuncia el director Alfredo Martínez y el directorio está acéfalo. "Esto trae problemas en los servicios y en el marco de la pandemia hace la situación crítica. Reclamamos que no tenemos recursos humanos, no tenemos director, no hay respuestas del Ministerio de Salud", sostuvo.

A eso se suma otro dato que enciende las alarmas. Si bien no son muchos los casos positivos en esa comuna, en el parte del 22 de septiembre sumaron otros cuatro casos positivos y ayer cuatro más. Sumado al puñado de casos que ya estaban internados ya empieza a tensionar el la atención en ese centro asistencial.  

Por último, Giordaninni sumó la angustia de que nadie está exento de contagiarse y eso incluye a los médicos. "Estamos expuestos a un virus que puede ser mortal. El jefe de servicio de terapia intensiva está en el Hospital Schestakow con respirador. Nos puede tocar a cualquiera", aseveró.

En los últimos días el propio intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, exteriorizó su preocupación por el relajamiento que se ha notado por parte de los vecinos. "Los casos se van dando porque la gente no se está cuidando, sobre todo con encuentros sociales", reconoció.

Para el jefe comunal, eso es producto de la extensión que ha tenido la cuarentena. "La cuarentena larga empezó a desgastar. Nosotros la mayoría de las cuestiones apostamos a la conciencia social individual y el control cruzado entre vecinos. Pero hemos notado que los vecinos empezaron a relajarse", subrayó en MDZ Radio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?