El alivio de Alberto: "Resolvimos una deuda imposible"

El alivio de Alberto: "Resolvimos una deuda imposible"

Tras el acuerdo alcanzado con los acreedores externos, el Presidente consideró que a partir de ahora "está despejado el horizonte" y convocó a los empresarios a comprometerse a desarrollar sus negocios en un mejor escenario económico.

MDZ Política

MDZ Política

El acuerdo logrado con parte de los acreedores externos significó, según el presidente Alberto Fernández, resolver "una deuda imposible en medio de la mayor crisis económica y en medio de una pandemia", además de recuperar "autonomía de decisión".

De esta manera, el mandatario consideró por lo que "ahora está despejado el horizonte" y, en esa línea, convocó a los empresarios a comprometerse para desarrollar sus negocios con un mejor escenario económico.

Al anunciar el relanzamiento del plan Procrear, el presidente celebró el acuerdo alcanzado con los principales grupos de acreedores de la deuda pública, para canjear US$ 66.300 millones de títulos emitidos en el extranjero. En ese sentido, evaluó que estos tipos de planes se podrán llevar adelante "sin los enormes condicionantes de la deuda".

"Mi mayor satisfacción es que con el acuerdo logrado con los bonistas y con el lanzamiento el mismo día casualmente del maravilloso programa que Cristina creó y que se llamó Procrear estamos dando un símbolo de lo que la Argentina debe hacer en el futuro", remarcó Fernández.

Para el Jefe de Estado, con el acuerdo con los bonistas se recuperó "autonomia de decisión y de definir qué país queremos. La Argentina resolvió una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde y en el medio de una pandemia".

"Para la Argentina significan 37.700 millones de dólares menos a pagar en los próximos 10 años. Y si se considera lo que Argentina se había comprometido a pagar en 5 años, ese alivio es 42.500 millones de dólares", subrayó.

"Hemos recuperado autonomía para destinar recursos, para que muchos argentinos puedan tener su vivienda, para que muchos empresarios tengan crédito e impulsar la producción, para que impulsando la producción recuperemos el empleo", dijo el Presidente.

Fernández reconoció que "esta deuda fue una deuda cuantiosa, que nos abrumó a todos", que no sabían si serían "capaces de poder encontrar una respuesta", aunque estaban seguros de los límites que se habían puesto para alcanzar esa respuesta.

"Les dijimos que íbamos a poner al país de pie y que la deuda no nos iba a impedir lograr un proceso de desarrollo y contar con los recursos para que ese desarrollo se vuelque, no a la especulación, sino a la producción y el trabajo, y lo estamos logrando", afirmó Alberto Fernández.

Posteriormente agradeció "a los acreedores, que entendieron que Argentina, ofertando lo que estaba ofertando, estaba haciendo un enorme esfuerzo". Y también a los organismos internacionales, a 150 economistas que se sumaron a la propuesta argentina, entre ellos seis premios Nobel y a la comunidad del derecho, donde aparecieron las firmas de los mejores abogados del mundo diciendo que lo que plantea Argentina es correcto.

Para el mandatario, "el ministro Guzmán fue central. Él recogió cuáles eran los objetivos que debíamos alcanzar y se dio una estrategia correcta. Ése es un enorme mérito suyo. Trabajamos todo este tiempo muy juntos y así lo vamos a seguir haciendo. Martín es un hombre de un enorme valor técnico y ético".

Como una suerte de vuelta de página, Fernández planteó que "ahora debemos construir un capitalismo con más compromiso social. Que distribuya mejor las ganancias. Un capitalismo que privilegie la opinión del gerente de producción antes que el parecer del gerente financiero".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?