Reforma judicial: qué critican del proyecto los jueces, fiscales y abogados

Reforma judicial: qué critican del proyecto los jueces, fiscales y abogados

El Senado de la Nación debatirá hoy el proyecto que impulsa el gobierno de Alberto Fernández y lo hará con críticas de todos los sectores que integran el Poder Judicial.

MDZ Política

MDZ Política

El Senado de la Nación debatirá hoy el proyecto de reforma judicial que impulsa el gobierno de Alberto Fernández y lo hará con críticas de todos los sectores que integran el Poder Judicial de la Nación. 

Quienes hablaron sobre el proyecto reconocieron que es necesaria una reforma al sistema judicial, pero coincidieron en que este no es el momento adecuado para hacerlo.

La principal objeción desde lo técnico es que se prioriza la creación de juzgados cuando la mira debería estar en la creación de fiscalías para aplicar de lleno el sistema acusatorio. Además, se agranda la estructura en muchos casos sin justificación y los cambios requerirán una importante inversión de dinero.

El proyecto, que seguramente será aprobado hoy en el Senado porque el Frente de Todos tiene los votos para hacerlo, propone reformar la justicia federal de la Ciudad de Buenos Aires y la del interior del país. En cuanto a la justicia de CABA, unifica los juzgados federales de Comodoro Py con los del fuero Penal Económico y desdobla las dos secretarias que tiene.

Así pasarían a ser 46 juzgados de primera instancia. También fusiona las cámaras y los tribunales orales de los dos fueros. En el caso del interior del país, los juzgados federales tienen la competencia múltiple. Esto es que los jueces tienen los casos penales, laborales, civiles, contenciosos. La iniciativa los desdobla. Habrá un juzgado únicamente para la materia penal y otro para el resto.

El sistema acusatorio prevé que las investigaciones estén a cargo de los fiscales y que los jueces se encarguen de revisarlas. Ese sistema, a nivel federal, se comenzó a aplicar en algunas provincias para que progresivamente se extienda a todo el país. Desde los sectores judiciales piden que se le de prioridad a eso y que no se acrecienten las estructuras de los juzgados.

Desde la Asociación de Fiscales nacionales, a cargo de Carlos Rívolo, aseguraron que "este proyecto pone en riesgo la verdadera reforma del sistema federal que los fiscales impulsamos, la instauración definitiva del sistema acusatorio, porque la esencia de este sistema es la división de roles entre jueces y fiscales". 

La Asociación de Magistrados también objetó que “el proyecto nos presenta solo 23 nuevas fiscalías sin un espacio donde funcionar ni una dotación de personal. Una situación aún más grave nos muestra el formato que el proyecto le asigna a las defensorías públicas”.

En esa línea, la defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez, sostuvo que ante 46 juzgados se crean solo 14 defensorías y en el interior del país 94 juzgados, 85 fiscalías y 23 defensorías. “Esta desproporción el sistema acusatorio no la va a tolerar”, sostuvo.

Para los jueces la iniciativa no explica “con qué criterio se distribuyeron en algunas localidades en desmedro de otras” los 94 juzgados federales penales que se crean en el interior del país.

El proyecto establece que los nuevos juzgados federales de la ciudad de Buenos Aires serán ocupados por magistrados subrogantes hasta que se designen a sus titulares por concurso.

Otro aspecto que plantearon desde las entidades judiciales es el de los recursos para afrontar la reforma. “Hoy estamos en una situación de emergencia judicial, los edificios se caen en todo el país, el sistema de gestión informática no funciona, está colapsado. La reforma no responde a las necesidades de la sociedad, necesitamos una política de estado que nos diga que en cuatro o cinco años vamos a tener la Justicia que está esperando la sociedad”, sostuvo en el Senado Julio Piumato, titular de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?