Cómo funciona el "hotel policial" para frenar contagios de coronavirus

Cómo funciona el "hotel policial" para frenar contagios de coronavirus

El ministro de Seguridad dispuso que los efectivos que viven a más de 100 kilómetros de su puesto de trabajo se alojen durante 10 días seguidos en un hotel de Guaymallén y que sean hisopados antes de irse de franco cinco días a sus casas. La medida no convence a un intendente.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

El ministro de Seguridad, Raúl Levrino, dispuso aislar a los policías que trabajan a más de 100 kilómetros de sus casas en un hotel de Guaymallén para evitar que se expanda la pandemia. Pero la medida no termina de convencer a algunos intendentes.

Es el caso de Emir Félix, de San Rafael, quien insiste en que los efectivos del sur se queden en sus departamentos de origen no solo para evitar el avance de la enfermedad, sino también porque "faltan policías y el delito ha crecido mucho".

La resolución de Levrino les asigna a los efectivos que viven lejos del puesto de trabajo una "residencia temporal" en un hotel de Guaymallén. Es una medida a la cual los efectivos pueden acceder en forma voluntaria y que consiste en permanecer 10 días alojados en el hotel y otros cinco de franco en sus casas.

En caso de aceptar, antes de regresar a sus domicilios por cinco días, los uniformados deberán someterse al hisopado del Ministerio de Salud, para evitar cualquier riesgo de enfermedad. En este sentido, Levrino dijo ayer que ya contrajeron el virus 29 policías (la mayoría de ellos se ha recuperado) y hay muchos más aislados preventivamente.

Pero el inconveniente para aquellos uniformados que no acepten ir al hotel "policial" es que la única opción posible es "hacer uso de la licencia ordinaria anual". O sea, adelantar sus vacaciones

La medida pareció responder al pedido del propio Félix, quien no estaba de acuerdo con el ir y venir de efectivos entre el Sur y Gran Mendoza. Son unos 250 los uniformados que viajaban para hacer turnos de 24 horas y regresar, para descansar 48. La mayoría vive en San Rafael.

El sur mendocino en su conjunto se sumó en algún momento a los planteos del jefe comunal del PJ. La región tiene pocos casos de coronavirus y a todos les conviene mantener distancia del área metropolitana.

Pero los otros dos intendentes (Juan Manuel Ojeda, de Malargüe; y Walther Marcolini, de General Alvear) son radicales y no han insistido con el reclamo.

"Nosotros se lo pedimos al ministerio, pero nos explicaron que no pueden volverlos a todos a su departamento porque desarman la seguridad en Gran Mendoza", dijo Marcolini, quien indicó que de General Alvear sólo viajan 9 o 10 policías al área metropolitana.

"Antes de la resolución, solicitamos que los policías de aquí hicieran el mismo test rápido que los camioneros", explicó Marcolini, quien se desmarcó de las políticas de cierre departamental de Félix en San Rafael.

"Si nos aislamos podemos provocar desabastecimiento y yo creo que hay que convivir con la pandemia", afirmó en referencia a los dos ingresos a la provincia que hay en su departamento: las rutas 143 y 188.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?