Bomba en Tribunales: Jorge Nanclares deja la Corte

Bomba en Tribunales: Jorge Nanclares deja la Corte

El presidente de la Corte se jubila. El Gobernador le aceptará la renuncia. Ese cambio genera un shock en Tribunales por la puja de poder.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

En medio de un contexto complejo, Mendoza tiene un cambio institucional importante: el presidente de la Suprema Corte, Jorge Nanclares, renuncia al cargo en los próximos días y deja no solo una vacante en el máximo tribunal sino el juego abierto para la conducción.  Nanclares fue reelecto como presidente de la Corte en noviembre del año pasado, en lo que es su segunda etapa como titular de ese cuerpo, en un momento complejo. De hecho en la Corte quedaron blanqueadas las diferencias internas, que se trasladaron también a la gestión.

Nanclares es uno de los jueces de la Corte que estaba en condiciones de jubilarse y tiene su trámite aprobado.  Ahora el gobernador Rodolfo Suarez tiene el poder de decisión para nombrar al sucesor. El mecanismo de elección le atribuye total potestad al jefe del Ejecutivo para hacerlo.

El año pasado volvió a ocupar el sillón principal del cuarto piso de tribunales con un fuerte desgaste, cuestión que se potenció en los últimos meses por las pujas de poder en Tribunales y la tensión generada por la reforma administrativa en el fuero civil y de familia. La polémica por la designación de empleados cuyos salarios están equiparados a los de los jueces también fue un golpe para él, pues una de las apuntadas es una asistente personal. Nanclares ha sido un funcionario de "acuerdo" y sus decisiones muchas veces son un enigma. Pegado a lo legal, pero también a lo religioso. 

La Corte tiene siete miembros y hoy está dividida en dos bloques. Por un lado Mario Adaro, Omar Palermo y Julio Gómez. Por el otro Dalmiro Garay, Pedro Llorente y José Valerio. Nanclares terciaba y si se confirma su salida, la puja será distinta y Suarez tendrá el poder de designar al sucesor. 

Los jueces mendocinos tienen el mismo régimen jubilatorio que los magistrados federales. Por eso también hubo apuro en las jubilaciones para "pelear" que no se aplique la reforma impuesta este año y que su haber de retiro se calcule con el 82% móvil del último salario.

"Bicho" de tribunales

Nanclares llegó nuevamente a la presidencia de la Suprema Corte porque ese mismo cuerpo tiene problemas de renovación en la cúpula. Aunque tiene origen radical, ya es un “bicho de tribunales”, más cercano a la corporación judicial que a los comités políticos. Eso lo marcan quienes lo conocen y aseguran que no acepta presiones. Pero también es parte de un problema estructural de Tribunales, endémico. 

Llegó a la presidencia en el epílogo que su carrera judicial, que inició en 1987 con la postulación que elevó el entonces gobernador Santiago Felipe Llaver. En 2003 asumió como presidente de la Corte y encaró varias reformas y una apertura del Poder Judicial mucho mayor a la que había. Pero ahí también conoció más de cerca la tensión que existe con el Gobierno, pues fue la época de conflictos por los salarios de los jueces.

Pues hay una coincidencia retro. Los conflictos los encarnaba el propio Nanclares con el gobernador Julio Cobos y Alfredo Cornejo como ministro. Él y Cornejo se volvieron a encontrar  en un momento clave: las reformas impulsadas por el gobierno anterior.

En su haber tiene varios fallos trascendentes; algunos de los cuales incluyen temas que han sido objeto de lobby. Fue quien argumentó a favor de la regulación estatal del servicio de agua en barrio Dalvian, en contra de los intereses de ese grupo empresario. Y también quien le puso argumentos propios a la sentencia que ratificó la constitucionalidad de la ley 7722. 

La última decisión clave tuvo que ver con la reforma de la Constitución. Nanclares terció para que avanzara la nueva interpretación de la Carta Magna en cuanto a los requisitos para su modificación (para que se apruebe con el voto positivo de la mitad más uno de los votantes). En lo inmediato significó el aval para limitar la reelección indefinida de los intendentes. Y en lo mediato, la posibilidad de que sea más sencilla una reforma integral de la Constitución. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?