Le bajaron la calificación crediticia a Mendoza por no pagar la deuda

Le bajaron la calificación crediticia a Mendoza por no pagar la deuda

Una agencia bajó a "CC" y "C" la calificación de la deuda de la provincia, luego de que el Ejecutivo anunciara su intención de renegociar con los acreedores y no abonar una cuota de 24,7 millones de dólares en concepto de intereses del bono Mendoza 2024.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

La decisión de Mendoza de no afrontar un pago de casi 25 millones de dólares por los intereses del bono Mendoza 2024, en el marco de la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus, costó que una calificadora le bajara la calificación crediticia y la considerada al borde del default.

FIX, una agencia calificadora de riesgo argentina afiliada a Fitch, bajó la calificación de títulos de deuda a largo plazo de Mendoza desde 'BBB' (adecuada calidad crediticia respecto de otros emisores del país) hasta 'CC', que significa 'riesgo crediticio extremadamente vulnerable', y con perspectiva negativa; mientras que en su calificación de corto plazo pasó de 'A3' (adecuada capacidad de pago) directamente a 'C', es decir, 'alta incertidumbre en cuanto a la capacidad de pago en tiempo y forma', y también con perspectiva negativa.

La bajada en la nota se debe, según explicó FIX en un comunicado, a la falta de pago del servicio de intereses por 24,7 millones de dólares de los Mendoza 2024, cuyo vencimiento era este martes.

Cabe recordar que los bonos Mendoza 2024 (PMY24) son títulos nominados en dólares, emitidos por la provincia en 2016 bajo legislación de Nueva York, por un total de 500 millones de dólares y con vencimiento en mayo de 2024. Representan el 41% de la deuda total de la provincia y, de acuerdo al prospecto de emisión de estos bonos, la provincia cuenta con 30 días posteriores a la fecha de vencimiento para realizar el pago.

La calificadora advirtió que, de no realizarse finalmente ese pago, "se considerará incumplimiento" y bajará nuevamente las calificaciones de Mendoza a 'D', es decir, la declarará en "default".

Debido a que no afrontó el pago, la Provincia hizo oficial su intención de renegociar la deuda, en consonancia con la estrategia del gobierno nacional y otras provincias como Buenos Aires que, hasta el momento, encaran procesos similares con sus acreedores, aunque con poco o nulo éxito.

Para renegociar, el Ejecutivo provincial contrató a Credit Suisse y AdCap Securities como asesores financieros con el objetivo de encarar este proceso que la administración de Rodolfo Suarez aseguró que es independiente de la reestructuración que hace la Nación. Sin embargo todos miran de reojo lo que ocurre con ese tema.

La Provincia negociará el total de su deuda, en medio de un contexto complejo y adverso. El Gobierno no ha dado detalles de la oferta que hará a los bonistas y cuáles son las expectativas. Es decir si buscarán reducir solo intereses, o también capital y cuánto buscarán estirar los plazos. Eso es parte de la negociación cuyos criterios guardan celosamente. Sí explican que buscarán que sea una reestructuración integral. "Se debe tener en cuenta que la gran dificultad de acceder a los mercados financieros internacionales en el mediano plazo generará enormes dificultades para afrontar los vencimientos de los pasivos provinciales, siendo necesaria una revisión integral de sus condiciones", aseguraron a principios de esta semana.

Más allá de las perspectivas negativas, FIX entiende que Mendoza "cuenta con la flexibilidad financiera para afrontar el pago de intereses del PMY24" y considera que "la decisión de hacer uso del período adicional obedece a la búsqueda de mejores condiciones para el pago en un contexto de reestructuración de deuda a nivel nacional".

"El Gobierno nacional podría condicionar a las provincias mediante modificaciones al marco regulatorio tanto en materia de ingresos automáticos o discrecionales, responsabilidades de gastos, e imponer regulaciones cambiarias que afecten la capacidad de cumplimiento de las obligaciones financieras en marco de la reestructuración de deuda nacional", admite la calificadora en su informe sobre la deuda mendocina.

En ese sentido, señala que "los importantes desafíos en materia fiscal-financiera derivarán en un deterioro en los indicadores de liquidez y de la capacidad de pago de las provincias. Las necesidades financieras se enfrentan a un mercado de crédito voluntario restringido, por lo que en el corto plazo se dependerá de la asistencia nacional, emisión de Letras y/o aumento de la deuda flotante".

Informe sobre deuda de Mend... by Nico Munilla on Scribd

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?