El intendente de San Martín pide que se permita el trabajo de oficios y trabajos por cuenta propia

El intendente de San Martín pide que se permita el trabajo de oficios y trabajos por cuenta propia

Raúl Rufeil considera que es necesario mantener los cuidados sanitarios, pero que hay actividades que pueden volver a trabajar, como los oficios

MDZ Política

MDZ Política

El intendente de San Martín, Raúl Rufeil, pidió que se permita el trabajo de cuentapropistas y quienes se dedican a oficios para mejorar la situación. “Creo que tenemos que ser inteligentes y no confrontar a la salud con la producción. Ver qué cosas hay que comenzar a abrir. Creo que los cuentapropistas, las personas de oficios tienen que volver a trabajar con todos los recaudos y sin relajarse en la prevención”, dijo el intendente en una entrevista realizada el fin de semana en Radio Nihuil. “Hay que ser muy cuidadosos, no tenemos que relajarnos. También está la realidad del comercio y la industria, y la destrucción económica, si esta situación se prolonga mucho, la vamos a ver, pero también tenemos que valorar la vida y la salud”, dijo.

Rufeil habla con conocimiento pues es médico y hasta el año pasado dirigía el Hospital Notti. En consonancia con otros intendentes de Mendoza, está de acuerdo con habilitar algunas actividades, pero con precaución.  “Es un desafío para el que el mundo no estaba preparado. Es una situación difícil desde todo punto de vista y somos más vulnerables de lo que creíamos. De todas maneras tenemos que diseñar estrategias, ser inteligentes y observar a los países que han hecho bien las cosas”, aseguró el intendente.

 

En el mismo sentido,consideró que la estrategia ha sido exitosa hasta ahora“Creo que nuestro país, con sus recursos, ha hecho bien las cosas: el distanciamiento y la cuarentena han tenido éxito. Estamos en la etapa de prevención y tenemos que aprovecharla para no pasar a la de mitigación que tendrá consecuencias más graves”.

Aunque en general la cuarentena se cumple, Rufeil reconoció que hay muchas personas que están obligadas a salir por la crítica situación que viven. “El flujo de personas varía en San Martín según el horario. Es un departamento muy grande, con 18 distritos y sin cajeros automáticos, ni lectores de barra en la mayoría de ellos. Los hemos pedido a los gerentes de bancos, pero por eso la gente tiene que venir al centro y esa desigualdad se evidencia en el horario bancario, donde se ve un mayor flujo de gente, de vecinos de los distritos. Por eso es en la hora vespertina y nocturna donde mejor se nota el cumplimiento de la cuarentena”, explicó.

“La etapa de cuarentena tiene que ser bien exigente para tener buenos resultados; es un periodo intenso y doloroso pero no tenemos otra forma, especialmente con los grupos de la tercera edad que son los más vulnerables. Se pueden diseñar tareas de esparcimiento, pero los abuelos merecen todo el cuidado porque es el grupo más vulnerable, después de los 70 años aumenta en forma exponencial la curva del comportamiento del virus”, dijo Rufeil.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?