Contrarreloj: los dos temas clave que la Corte intenta resolver antes de la feria

Contrarreloj: los dos temas clave que la Corte intenta resolver antes de la feria

La Suprema Corte intenta definir a último momento dos de las causas más importantes que tiene bajo análisis. Definen la legalidad de las prisiones perpetuas y si Teresa Day fue bien designada como ministra de ese Tribunal.

MDZ Política

MDZ Política

Hoy es el último día hábil en Tribunales y en el cuarto piso hay un trabajo frenético de negociación y "empalme" de textos. Es que los ministros de la Suprema Corte intentan resolver dos de las causas más calientes que tienen en sus despachos antes de comenzar la feria. En ninguno de los dos hay unanimidad en las opiniones y por eso la expectativa. Uno de los temas tiene que ver con el enfoque de la política criminal y es si las prisiones perpetuas son constitucionales o no. El otro tiene trascendencia institucional y es el que más inquieta: la Corte debe decidir cuáles son los requisitos para ser juez de ese Tribunal y, en ese sentido, si Teresa Day cumple y puede seguir siendo jueza.

Los dos temas generaron tensión en la Corte y también en la política. Tanto que, por ejemplo, en los dos casos los "bloques" de jueces del máximo Tribunal convocaron a audiencias públicas para exponer el tema. Las maniobras tuvieron más un fin político que jurídico. 

La definición de ambos temas podría estar hoy. El orden de prioridades está dispuesto según el nivel  de acuerdo. Primero saldría el fallo sobre las prisiones perpetuas. Se trata de una causa iniciada por la apelación del Ministerio Público Fiscal a una sentencia de Eduardo Martearena, quien declaró inconstitucional la prisión perpetua luego de un juicio por jurados. Los jueces populares hallaron culpables a los acusados de un crimen brutal y la única pena posible era la prisión perpetua. Marterena, como juez coordinador, se opuso a esa medida, declaró que era inconstitucional y en cambio impuso otra pena. La apelación llegó a la Corte (que tiene el rol de casación) y ahora los jueces deben definir. 

El caso de Teresa Day es más complejo desde lo político. Luego de la renuncia de Jorge Nanclares el gobernador Rodolfo Suarez nominó a Day para ocupar ese lugar. La mujer era coordinadora del Ministerio Público Fiscal. El problema comenzó cuando se cuestionó el cumplimiento de los requisitos para ser parte de la Corte. Según la demanda presentada en la Corte, Day no cumple con lo dispuesto por el artículo 152 de la Constitución: que para ocupar ese lugar hay que tener 8 años como magistrado o 10 de ejercicio profesional. Day nunca fue jueza y la duda está planteada sobre si sus labores se pueden tomar como ejercicio de la abogacía aún sin haber litigado o sin haber cumplido roles en los que se tenga como requisito para hacerlo tener título. 

El caso lo tomó el pleno de la Corte y Day se excusó de intervenir. Es que si bien la Corte fallará sobre la interpretación del artículo 152 de la Constitución, el abordaje atañe directamente a Day. La votación será dividida y el resultado dependería de cómo vote la reemplazante de Teresa Day en la causa; la camarista Alejandra Orbelli. El resto votaría según la "jurisprudencia partidaria" que mantiene la Corte desde hace años. Tres jueces (Omar Palermo, Mario Adaro y Julio Gómez) votarían en contra de que Day cumple los requisitos. Y el bloque filo radical (Dalmiro Garay, Pedro Llorente y José Valerio) avalarían, indirectamente, el cumplimiento de los requisitos por parte de Day. 

Si la Corte avala la designación de la jueza, no cambia nada. Si, en cambio, se inclina por quienes cuestionan esa designación, podría rebrotar la crisis institucional en la Corte.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?