A quién responde cada ministro de Alberto Fernández y qué pasará en el 2021

A quién responde cada ministro de Alberto Fernández y qué pasará en el 2021

A pesar de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que Alberto Fernández "está conforme con el desempeño de la gente que eligió para el Gabinete”, continúan los rumores de cambios.

MDZ Política

MDZ Política

“Está conforme con el desempeño de la gente que eligió para el Gabinete”. Con esas palabras se refirió el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero a la situación del equipo de trabajo de Alberto Fernández. Según analistas políticos, sus dichos no son del todo ciertos y son pocos los funcionarios con continuidad garantizada. Justamente, Cafiero es uno de los considerados "inamovibles".

El problema que tiene hoy el presidente es que todo cambio será puesto bajo un manto de sospecha de la influencia que tiene la vicepresidenta en el armado del gabinete. Aunque sea un cargo menor y por propia voluntad del jefe del Ejecutivo, la sombra de Cristina Kirchner amenaza con alcanzarlo. Pese a ello, hay cambios en evaluación.

El mandatario tiene amigos personales en su mesa de trabajo y es poco probable que los deje en la calle. "Cree que los condena al ostracismo político", expresa una fuente a Infobae sobre ese tema. Pero la vicepresidenta no se deja conmover por esa situación y en dos oportunidades hizo declaraciones explosivas contra el gabinete. Primero cuando en una carta abierta habló de "funcionarios que no funcionan" y luego en La Plata, en un discurso ante la presencia del propio Alberto Fernández. Allí dijo que no pueden existir ministros con miedo y si los hay deben buscar otro trabajo.

Si bien se trató bajar el perfil de las palabras, el canciller Felipe Solá dijo que "ojalá tuviera tiempo para otro laburo". El encargado de la política exterior es uno de los funcionarios más resistidos por el kirchnerismo duro y su mala relación viene de años. Solá los enfrentó en las urnas en 2009, 2013 y 2017. El exgobernador de Buenos Aires trabajó durante años con el massismo, que tiene varios ministros de esa extracción como Daniel Arroyo, Mario Meoni y Gabriel Katopodis

Entre los albertistas figuran Diego Trotta, Matías Kulfas, Claudio Moroni y Marcela Losardo. Pero la verdadera mesa chica del presidente la conforman Vilma Ibarra y sus amigos Gustavo Béliz, Juan Pablo Biondi y Julio Vitobello.

En el gabinete también hay kirchneristas que responden a la vicepresidenta y desde el día uno eso generó molestias internas. Hay quienes suponen que hubo algún tipo de jugada del Presidente al armar un Gabinete con nombres que a Cristina le agraden antes de que la propia vice hiciera valer su cuota de poder en el triunfo electoral y los que aún creen que Alberto se excedió en concesiones.

El caso de Ginés González García encuadra dentro de los que Alberto propuso por reivindicación del primer kirchnerismo. El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, responde al espacio de los gobernadores y fue impuesto por Gildo Insfrán.

Sabina Frederic llega por una de las situaciones más extrañas que se vivió en la conformación del gabinete.  Alberto Fernández primero designó vía Twitter al massista Diego Gorgal, pero borró el tuit y apareció Frederic en su primera experiencia en la función pública.

Juan Cabandié, Mercedes Marcó del Pont, Matías Lamens y Alejandro Vanoli no fueron pedidos por Cristina pero se les dio espacio mientras que a Jorge Ferraresi tampoco lo habría pedido la vicepresidenta en reemplazo de María Eugenia Bielsa.

Los cristinistas puros son el titular de Ciencia, Roberto Salvarezza; el de Cultura, Tristán Bauer, el de Interior, Eduardo De Pedro, y el de Defensa, Agustín Rossi. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?