La maniobra de la Oficina Anticorrupción para favorecer a Máximo Kirchner

La maniobra de la Oficina Anticorrupción para favorecer a Máximo Kirchner

El organismo no respondió una solicitud de la Justicia federal para facilitar información que ayude a investigar si el diputado nacional declaró todo su patrimonio.

MDZ Política

MDZ Política

La Oficina Anticorrupción, el organismo subordinado a la Presidencia encargado de combatir los delitos y promover la transparencia en el seno del Estado, volvió a quedar en el ojo de la tormenta al no responder los requerimientos judiciales que piden su colaboración para investigar la verdadera fortuna del diputado nacional Máximo Kirchner.

Esta polémica comenzó hace tres semanas atrás, cuando la abogada Silvina Martínez denunció ante la Justicia federal que la fortuna declarada por Máximo Kirchner de 292 millones de pesos (alrededor de 3,5 millones de dólares) no correspondería a su real situación patrimonial, que superaría largamente los 25 millones de dólares. La causa es investigada por el fiscal Eduardo Taiano.

"Antes de imputar o no al jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, el fiscal Taiano le pidió a la Oficina Anticorrupción que le gire la declaración jurada de bienes de Máximo Kirchner. Sin embargo, se cumplieron 21 días y el organismo aún no pasó el trámite administrativo correspondiente", narró el periodista Daniel Santacruz en el programa Terapia de noticias, del canal LN+.

La inacción de la Oficina Anticorrupción, a cargo de Félix Croux, desde que asumió el gobierno de Alberto Fernández, no es nueva, ya que en octubre pasado renunció como querellante en 32 causas que investigan hechos de corrupción durante el kirchnerismo, "siendo que en 6 de esas causas la principal sospechosa es la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner", añadió.

En aquel entonces, el argumento para desistir de ese rol era la falta de recursos y de personal. En los hechos se trató de un virtual vaciamiento de la OA. "Así, habrá de disponerse el desistimiento del rol de querellante en los procesos penales en los que se interviene en tal carácter", dispuso Croux en una resolución.

El retiro de los abogados de la OA fue inmediato: en los juicios que están en debate oral, solo se quedarán hasta que se presente la prueba. A la hora de alegar, ya no estarán. Menos para pedir condenas. "Para contribuir al orden de la litis, en aquellos que transitan la etapa de audiencia oral de juicio, se dará cumplimiento a lo aquí dispuesto cuando culmine la recepción de la prueba propuesta por la representación de esta Oficina", ordenó Croux.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?