Con gestos del Estado, IMPSA acordó reestructurar su deuda

Con gestos del Estado, IMPSA acordó reestructurar su deuda

La empresa acordó con los principales acreedores para prorrogar pagos. Emitirá un nuevo bono con vencimientos a largo plazo. Fue clave el rol de bancos públicos y organismos internacionales.

MDZ Política

MDZ Política

La empresa IMPSA consiguió un acuerdo con sus principales acreedores para avanzar en un plan de reestructuración de su deuda, en una asamblea realizada en la justicia de Mendoza. El acuerdo contempla una larga prórroga de pagos, sin quita de capital y para alcanzarlo fue clave el rol de organismos estatales y multilaterales. Es que los principales acreedores de IMPSA son los bancos: el Banco Nación. el BID y el BICE, entre otros. 

IMPSA emitirá un nuevo bono que prorroga pagos. "El capital de la Nueva Deuda se amortizará en 12 cuotas anuales iguales y consecutivas, comenzando el 30 de diciembre de 2028 y con vencimiento final el 30 de diciembre de 2039", decía la propuesta. 

La propuesta tuvo un alto grado de aceptación en cuanto a la representación de los deudores y algo menos en cantidad.   "Ha sido aprobada por el 68,18% de los Acreedores Alcanzados individualmente considerados, que representan un 98,16% del monto de la Deuda Elegible computable", informaron. "Por consiguiente, habiéndose superado largamente las mayorías establecidas en la legislación aplicable para la aprobación de la Oferta de APE, IMPSA procederá a presentar el APE ante el Juzgado interviniente para su homologación". 

El acuerdo se selló principalmente con el Banco Interamericano de Desarrollo, Export Development Canada, Corporación Andina de Fomento, el Banco Nación y el BICE

En el camino de reestructuración IMPSA también podría tener cambios internos. Es que renunció el presidente de la empresa, Diego Grau, y en diciembre nombrarán a un sucesor. Al mismo tiempo ahora buscan un rescate del Estado nacional y reimpulsar los proyectos de los que es parte. Allí hay uno clave: IMPSA es parte del único consorcio que postuló para hacer la represa Portezuelo del Viento, junto con la china Sinohydro, CEOSA y Obras Andinas. Justamente había dudas sobre la solidez del consorcio por los problemas financieros de IMPSA.

"A partir de este importante paso inicial, IMPSA continuará con la implementación de las distintas etapas de su plan para la recomposición de su estructura de capital, conforme se informó oportunamente y se describe en la Oferta de APE", informaron desde la firma.

IMPSA entró en complicaciones financieras hace años, cuando comenzaron a complicarse pagos en algunos de los principales proyectos de esa empresa, en Brasil, Venezuela y también problemas propios. La empresa no pudo hacer frente a sus obligaciones y quebró. Por eso pasó a ser controlada por los acreedores y desde entonces IMPSA dejó de ser de Pescarmona. Ahora, incluso, está en proceso el cambio de nombre definitivo para que IMPSA deje de ser las siglas de Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?