Las 50 obras "deseadas" y el estado de emergencia para el 2021

Las 50 obras "deseadas" y el estado de emergencia para el 2021

El Gobierno presentó un presupuesto "humilde" que en realidad está subordinado a la emergencia total que regirá al menos hasta marzo. Hay 50 obras deseadas por Suarez que no tienen financiamiento.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

El Gobierno presentó el proyecto de ley de Presupuesto 2021 que tiene una visión "humilde" de lo que será el año que viene. Es que en casi todos los ministerios se reduce la participación relativa de los gastos. Es lo que pasa en Educación, que se lleva un 20% del presupuesto (en el Presupuesto 2020 era del 24%) o incluso Salud, que se pasa del 14% al 12%. La Nación seguirá siendo el principal aportante de recursos y el resto depende en gran medida de la reactivación económica. Justamente ese es el principal foco de las tres leyes fundamentales: ayuda a actividades impactadas por la pandemia, incentivos a la inversión privada y "esperanzas" a que se cumplan la pautas nacionales de crecimiento.

En realidad esas cifras son relativas porque la pauta de gastos incluye fondos que pueden reasignarse y es justamente esa partida la más abultada. Pero hay otra clave. Todo el plan de gobierno está condicionado y conducido por un artículo que relativiza todo el Presupuesto, al menos hasta marzo. Es que hasta ese mes rige la emergencia total para Mendoza y todo queda supeditado a esa norma. El artículo 73 del presupuesto así lo indica. "Las disposiciones establecidas en la presente ley se encuentran sujetas a la aplicación de la normativa de emergencia establecida en la Ley Nro. 9220 y sus modificatorias mientras dure su vigencia", dice ese artículo. 

La inversión pública para obras vuelve a los niveles más bajos, pero se menciona una larga expresión de deseos: son las obras que quedaron sujetas a conseguir financiamiento y que están detalladas en el propio proyecto. Desde ampliación de hospitales, hasta la extensión del metrotranvía. Desde un plan de conectividad provincial,  hasta casas del plan "Mendoza construye". Son las 50 obras que Rodolfo Suarez querría hacer, pero que no podrá y que quedaron plasmadas igual en el plan de gestión. Y ocurre por si el financiamiento se consigue. "Forman parte de la presente Ley el anteproyecto del Plan de Inversión Pública sin Financiamiento, en su versión consolidada y desagregada. Las inversiones incluidas en el citado Plan, se encuentran sujetas a la obtención de mayor recaudación, el financiamiento previsto en el artículo 40 de la presente ley o cualquier otro ingreso de fondos de financiamientos autorizados", dice el proyecto de Presupuesto. En el paquete están las obras que tienen pre financiamiento del BID pero que fueron suspendidas por falta de autorización legislativa. 

En ese plano, se incluye por primera vez el cobro de la "plusvalía" a las empresas que se benefician por una obra. Se trata de los acueductos ganaderos. El Presupuesto prevé que el Estado les cobre a las empresas que se benefician con esas obras por le inversión pública. En el caso de los acueductos, será Irrigación quien les cobrará un monto no menor al 60% de la inversión realizada. 

Como ocurre otros años, hay erogaciones puntuales que por el volumen que tienen son más importantes que muchos m ministerios. Es lo que pasa con el subsidio al transporte público, por ejemplo. El año que viene está presupuestado destinar $9.528.000.000 para subsidiar el transporte urbano. Es casi lo mismo que todo el presupuesto del Ministerio de infraestructura y la mitad del presupuesto de Seguridad para el año que viene. Esos recursos apuntan a sostener el precio del boleto y si se proyecta lo ocurrido en 2020, el crecimiento no es tan alto. Este año no hubo aumento del precio del boleto y el Estado absorbió todos los aumentos. También hubo una baja en las frecuencias por la pandemia y subsidios nacionales que amenguaron el impacto. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?