En qué consiste la "tercera posición" de Alberto Fernández con Venezuela

En qué consiste la "tercera posición" de Alberto Fernández con Venezuela

El presidente busca distanciarse de la crisis de Venezuela, pero al mismo tiempo intenta diferenciarse del Grupo Lima, cuyos integrantes se encuentran alineados con Washington. Aseguran que no tendrán ningún gesto hacia Maduro o sus dirigentes chavistas, pero tampoco reconocerán a Juan Guaidó.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente Alberto Fernández busca distanciarse de la crisis de Venezuela y avanzar hacia una "tercera posición" con respecto al régimen de Nicolás Maduro. De esta manera, Fernández marcó diferencias con la tradicional posición kirchnerista de apoyo a Maduro, pero también evitó quedar atado a la declaración de Estados Unidos o del Grupo Lima al respecto.

En el comunicado difundido ayer a la tarde por el canciller Felipe Solá el Gobierno lamentó lo ocurrido en la Asamblea Nacional y calificó de "bochornosos" los hechos, que implican "un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho".

En este sentido, el comunicado calificó de “inadmisibles para la convivencia democrática los actos de hostigamiento padecidos por diputados, periodistas y miembros del cuerpo diplomático al momento de procurar ingresar al recinto de la Asamblea Nacional para elegir a las nuevas autoridades de su junta directiva”.

Según indica Infobae, desde el Gobierno explicaron que buscarán mantener la distancia y no tomar partido por nadie en la difícil situación que vive Venezuela. "La única salida es un diálogo con sacrificios de todos y con garantías para perdedores y no sólo para ganadores de cualquier proceso que venga", indicaron.

De esta manera, Fernández no llamará a Maduro ni reconocerá a Juan Guaidó como presidente interino. Tampoco habrá ningún gesto hacia el chavista Luis Parra, quien ayer tomó el poder de la Asamblea Nacional con maniobras discutibles.

A través del comunicado, el Gobierno dejó clara su posición ajena al Grupo Lima que condenó “el uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Maduro”. El propio Fernández coordinó con el presidente de México no firmar ese comunicado a pesar de que ambos forman parte del Grupo Lima y seguirán siendo parte del mismo.

Así, la Argentina se diferenció de los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela, países del Grupo de Lima. Todos estos países avalan la presidencia interina de Guaidó y denunciaron ante la ONU las graves violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro. 

Fernández cree que el Grupo Lima tiene una fuerte influencia de Washington y cree que la salida de Venezuela debe darse en el ámbito regional y no por mandato de Estados Unidos. Sin embargo, Fernández no quiere enfurecer a Donald Trump porque necesita su apoyo para renegociar la deuda con el FMI.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?