Alberto Fernández: "La situación es un poco parecida al 2001"

Alberto Fernández: "La situación es un poco parecida al 2001"

El presidente sostuvo que asumió la administración del país en "una situación un poco parecida" a la de 2001 "en muchas cosas", al apuntar que "en aquel momento había 57 puntos de pobreza y ahora 41; una deuda en default y ahora hay un virtual default".

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El presidente Alberto Fernández sostuvo esta noche que asumió la administración del país en "una situación un poco parecida" a la de 2001 "en muchas cosas", al apuntar que "en aquel momento había 57 puntos de pobreza y ahora 41; una deuda en default y ahora hay un virtual default, y había un problema de desempleo creciente, como ahora".

"Gracias a Dios no tenemos el estallido social como en 2001, porque la gente votó un cambio", sostuvo el mandatario en una entrevista en el programa La Cornisa, del canal porteño América TV. En ese sentido, aseveró que "frenamos un colectivo que iba hacia el precipicio".

Por otra parte, Fernández defendió la Ley de Solidaridad Social recientemente aprobada por el Congreso al sostener que las facultades especiales solicitadas son para "administrar el caos", al expresar que "lugar donde voy, hay un problema". Y matizó que "sobre cómo ejerza estas facultades voy a tener el control social y, cuando me equivoque, me lo van a reclamar".

"Trato de evitar hablar de esto, porque tengo la impresión de la que la gente quiere que hablemos de mañana", sostuvo el mandatario.

También destacó que los mercados "reaccionaron bien" a la presentación de su programa económico y lo justificó en que los sectores financieros "vieron racionalidad". De todos modos, aseguró también que "no van a pagar la deuda" con el FMI "los sectores más desposeídos".

Fernández también se refirió al dólar y los problemas que genera en la Argentina: "El país se quedó sin dólares, tan pocos que Macri fijó un cepo muy necesario. Argentina necesita que vuelvan a entrar dólares. No es que el que importa insumos tiene que pagar ese impuesto. Tenemos que terminar con esa práctica de ahorrar en dólares".

En cuanto a la polémica por la eliminación de la movilidad jubilatoria, que había sido aprobada en 2017, Fernández ratificó que "no hay ningún congelamiento" de los haberes y aclaró que "lo único que se cambió fue el cálculo de actualización del sueldo" del sistema. A la vez, anunció que "en marzo va a haber un aumento para todos" los adultos que componen el espectro previsional.

Según el presidente, la fórmula jubilatoria anterior "casi incendia la Argentina" y le atribuyó a ese cálculo el inicio del "final" de la gestión del ex presidente Mauricio Macri. "Era un sistema de indexación de la economía de unos tipos que no fueron capaces de parar la inflación en Argentina y la multiplicaron por dos", añadió sobre el gobierno de Cambiemos, y subrayó: "Yo estoy preocupado por los jubilados, no ellos, que los dejaron como los dejaron".

Consultado sobre su vínculo con la vicepresidenta Cristina Fernández, el mandatario dijo que la relación está "muy bien" y que si ella "no hubiera cambiado", él "no sería presidente". "Ella estuvo muy enojada conmigo, y fue ella la que me propuso ser presidente", resaltó. Sin embargo, Alberto Fernández sostuvo que su compañera de fórmula "no cambió en sus ideas y convicciones, y ayuda mucho a que las cosas se hagan preservando y cuidando a los que menos tienen".

Fernández manifestó en otro tramo del reportaje que "aprendió" del conflicto de 2008 por la resolución 125 con el sector agropecuario por las retenciones a las exportaciones, y aseguró que por ello no cometerá "dos veces ese error", por lo que propuso entonces la "segmentación" de ese gravamen para distintos tipos de productores.

Acerca de la designada interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, aseguró que la fiscal "no apoya un proyecto partidario" sino "es parte de un movimiento dentro de la Justicia que, en todo caso, tiene una mirada del país parecida a la nuestra", en referencia al colectivo Justicia Legítima. En la misma línea ponderó al nuevo titular de la Oficina Anticorrupción (OA), el fiscal Félix Crous, que también integra el mismo colectivo judicial.

En el tramo final de la entrevista, Fernández defendió las decisiones judiciales que liberaron a ex funcionarios y colaboradores del kirchnerismo detenidos por causas de corrupción: “Nunca se preguntó por qué estuvieron cuatro años presas personas que no tenían condena. Es una decisión de los jueces. Pero no se avergüence porque los liberaron sino porque estuvieron presos sin condena. Lo que me parece injusto es generalizar, la justicia federal funciona mal pero no todos los jueces federales. Debería asombrarnos que haya presos sin condena".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?