Cambios en la ley 7722: la pelota quedó picando del lado del PJ

Cambios en la ley 7722: la pelota quedó picando del lado del PJ

El debate en la Legislatura de las modificaciones que el Gobierno le quiere hacer a la norma que restringe la minería depende del peronismo. Por eso todavía no hay un calendario de reuniones en comisiones. La UCR y el justicialismo coinciden en que hay que ampliar la matriz productiva.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Aunque todos esperan que la semana que viene empiece el tratamiento en comisiones del proyecto de modificación de la ley 7722, la semana terminó sin un calendario oficial de reuniones para la Legislatura y con el oficialismo esperando la señal de largada del principal partido opositor: el PJ.

"La pelota ha quedado del otro lado", dijeron los voceros de la UCR. Remarcaron también que hicieron hasta aquí lo que el PJ pedía para avanzar en la discusión, especialmente a través del envío del proyecto por parte de Rodolfo Suarez a la Legislatura.

La expectativa general estaba centrada en las reuniones que podría tener este fin de semana el peronismo, en particular, después de la reasunción de Emir Félix como intendente de San Rafael.

Este acto, que tuvo lugar anoche, iba a ser epicentro, después de la formalidad, para las discusiones de casi todas las figuras importantes del peronismo de Mendoza. En tanto, durante la semana, el peronismo pidió que Suarez respete sus tiempos y que le permita "hablar con todos".

Pero fuera de esta sugerencia, en las sesiones legislativas y en entrevistas periodísticas, tanto Lucas Ilardo (jefe del bloque del PJ en el Senado) como Germán Gómez, titular de la bancada del justicialismo en Diputados, hablaron bien de la iniciativa de reforma.

En el terreno de las declaraciones, quien más favorable se mostró a las modificaciones fue Gómez, cuyo referente político es el intendente Félix. Pero Gómez tomó un poco de distancia de la letra de la ley. "Tienen que decir cuál es la visión estratégica en materia minera, porque va más allá del mandato de Suarez", expresó el jefe de los diputados peronistas. 

"En Bolivia, que tiene mucho oro y plata, desarrollaron durante 10 años un plan", ejemplificó el legislador. También reclamó que en el plan minero de Suarez se incluyan capitales nacionales y provinciales.

Gómez también señaló algo que aparece en las propias consideraciones del proyecto radical: "La matriz productiva no se ha modificado en 30 años, por eso hay endeudamiento. Mendoza necesita recursos y fuentes de trabajo", indicó el legislador a Radio Nacional Mendoza.

Tierra fértil

A pesar de que el terreno para que avancen las modificaciones a la 7722 parece fértil, por ahora no se ha marcado cómo se debatirá el proyecto. El plan de los legisladores de Suarez consiste en convocar a un plenario de comisiones que reúna a diputados y senadores, con el objetivo de que las discusiones se den de una sola vez.

Ciertos cálculos señalan que el nuevo modelo de la ley 7722 podría quedar aprobado en los primeros días de enero. Pero nadie se anima a ser certero, debido a que la semana que viene se sumará a la agenda otra iniciativa importante: Suarez enviará el Presupuesto 2020.

Más allá de que la política sigue dando vueltas en torno al tema, las líneas centrales del proyecto se conocen desde mediados de noviembre al menos y fue casi una formalidad que el proyecto fuera enviado por Suarez después de asumir la gobernación.

La letra "nueva" contiene los mismos cambios que iban a hacerle a la 7722 los senadores en la última etapa de la gestión de Alfredo Cornejo. En medio de una gran expectativa del sector empresario, aquel operativo para sancionar la ley en un trámite veloz fracasó porque el PJ retiró su apoyo.

Durante todo este tiempo, los borradores fueron y vinieron entre el Poder Ejecutivo y el justicialismo. Específicamente, entre quienes actuaron como enlaces de uno y otro lado: el subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú; y el presidente peronista, Guillermo Carmona.

Ante este cuadro, el radicalismo dice que sólo está esperando que el PJ diga si pretende alguna modificación más. Luego de ello, el tratamiento legislativo podría ser rápido.

La "matriz productiva" preocupa a radicales y peronistas

El proyecto, tal como ha quedado formalizado, dice que la única sustancia prohibida para el desarrollo de la minería será el mercurio y elimina la instancia de aprobación legislativa de las declaraciones de impacto ambiental.

Además, crea una policía minera para ampliar el control de la actividad y establece que se armará con el producto de la minería un fondo especial para obras hídricas y viales.

Respecto de las sustancias, aclara que la minería hoy tiene prohibidas algunas que son de uso común en otras industrias. Pero esa no es la única crítica a la ley 7722 original. Indica, en particular, que la ley votada en 2007 fija controles previos, pero nada dice de los controles posteriores de la minería.

En el proyecto nuevo aparecen, además de la Policía minera, el cobro de seguros caros si hay errores o daños por parte de las empresas y la posibilidad de acudir a auditorías internacionales para asegurar la protección del ambiente.

Advierte el proyecto que los sectores para el desarrollo de la minería son acotados, porque dos instrumentos limitan las áreas de explotación: el plan de ordenamiento territorial y el inventario de glaciares. Destaca la participación que tendrán los municipios y el Departamento General de Irrigación en las decisiones.

Asegura que también hay elementos para generar un plan para el desarrollo de la actividad, a través de los documentos que dejó la mesa del diálogo minero que se activó en el gobierno cornejista, entre 2016 y parte de 2017.

Y plantea al menos un argumento que asimila los planteos del Gobierno y el PJ: dice que nadie ha desarrollado un plan para ampliar la matriz productiva de Mendoza. "Hay un silencio sepulcral, desalentador y preocupante en ese sentido", se lee en el texto.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?