El "cuento del tío" sexual que utilizaba un abusador serial argentino

El "cuento del tío" sexual que utilizaba un abusador serial argentino

En las últimas horas se destapó un nuevo "cuento del tío" que tuvo a varias víctimas y que terminó con mujeres sometidas por un sujeto que las engañaba a través de un método tan delirante como complejo. Descubrí cómo concretaba sus delitos.

Facundo García

Facundo García

Ni siquiera los escritores de ficción son capaces de alcanzar las cimas creativas de algunos delincuentes. Este caso acaba de conocerse en Mendoza y pone una vez más en alerta a las usuarias de redes sociales: todo comenzó el año pasado, con una serie de ofertas de trabajo que circulaban por Facebook.

Las testigos cuentan que eran contactadas en el chat por una mujer a quien no conocían. Esta señora les ofrecía un empleo en el que ganarían bastante plata por sólo una noche de trabajo. La crisis económica y la suba de desempleo que trajo la pandemia eran el lienzo ideal para que la invitación resultara tentadora.

Al preguntar las chicas de qué era el trabajo, la señora optaba por la franqueza: dejaba en claro que se trataba de ejercer la prostitución. "Yo te consigo clientes y te voy a decir adónde te tenés que juntar con ellos", les explicaba. "Después se te abona el dinero y para mí queda un porcentaje ¿Te sirve?", decía.

En general, las víctimas se negaban. La mayoría de ellas no tenía nada que ver con esos ambientes. Sin embargo la mujer al otro lado del chat insistía con sumas cada vez más tentadoras. En un momento, alguna de las jóvenes cedía y aceptaba la "propuesta indecente".

Segunda etapa

Una vez alcanzado el acuerdo, la mujer detallaba -siempre por chat- la hora y el lugar donde tenían que asistir las jóvenes, aparte de describir cómo iría vestido el cliente que supuestamente les había conseguido. 

Cuando llegaba el tipo, lo primero que él decía era "yo ya pagué, está todo arreglado", y pasaba directamente a concretar el acto sexual. Acabado el asunto, el "cliente" dejaba a las jóvenes en el mismo sitio donde se habían encontrado y les informaba que tenían que hablar con la mujer que las contrató para recibir su paga correspondiente.

Pero resulta que cuando las chicas trataban de contactar a la mujer, ella no les respondía nunca más. Pues bien: la señora en realidad no existía. Era el mismo sujeto que había tejido toda esa estrategia para tener sexo con muchachas sin gastar un sólo centavo y aprovechándose de su ingenuidad. 

El sospechoso frecuentaba algunos "telos" de Mendoza.

La investigación

Los pesquisas descubrieron que los perfiles de Facebook que utilizaba el abusador eran todos falsos: el autor del delito fingía ser la mujer de la oferta laboral; luego se hacía pasar por "el cliente" y concretaba sus perversiones. Y encima, cuando las víctimas se sentían estafadas y hacían la denuncia, lograba que la atención de los pesquisas se direccionara hacia esta inexistente mujer que las había contactado. 

El agresor recorría las redes a la pesca de personas vulnerables. Elegía, por otra parte, chicas que tuvieran características físicas y edades similares. Varias, de hecho, son menores de edad. Cuando encontraba una, se ponía su máscara virtual de "señora que ofrece trabajos" y les chateaba. Así se reiniciaba el ciclo.

El martes por la noche, los efectivos de la División de Delitos Sexuales de la Policía de Mendoza obtuvieron el dato de que el sospechoso había ingresado a un hotel junto a otra posible víctima. El hombre venía saliendo y los efectivos intentaron detenerlo, pero él se dio a la fuga en auto. Fue una persecución frenética por varias calles de Godoy Cruz, hasta que lo interceptaron. La chica que iba con él, desde luego, era menor. Y aparentemente había caído en la misma trampa que sus antecesoras.

El detenido tiene 29 años y es de nacionalidad peruana. Los abusos -ya se reportaron al menos 3- son investigados por la unidad fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual. Se lo acusa de promoción y facilitación de la prostitución y los últimos reportes indican que está detenido en la Oficina Fiscal 3 de Godoy Cruz.

Se espera que ahora que se conoció el caso aparezcan nuevas denuncias. No necesariamente de personas que hayan sido abusadas físicamente: también es posible que se lo acuse por varios casos de grooming

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?