Quiso fotografiarse con un arma pero se descuidó y causó una tragedia

Quiso fotografiarse con un arma pero se descuidó y causó una tragedia

Un grupo de jóvenes estaba en una fiesta clandestina cuando surgió la idea de sacarse fotos con un arma en la mano. Una de las retratadas no midió bien la situación y se le escapó un disparo. El proyectil impactó a uno de los presentes en mitad de la cabeza.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Una mujer mató a un hombre de un tiro en la frente cuando le disparó accidentalmente con un arma con la que jugaba mientras intentaba sacarse una foto en una vivienda de la localidad bonaerense de Lanús. El hecho ocurrió anoche, en una casa ubicada en la calle Talcahuano al 3600, en la mencionada localidad del sur del conurbano, donde un grupo de personas participaba de una fiesta clandestina.

Según se informó, los policías de la comisaría 5ta. de Lanús fueron alertados por un llamado al 911 de que había una persona herida de bala en ese lugar, por lo que se trasladaron hasta allí. Al arribar, los efectivos lograron establecer que, momentos antes, una mujer extrajo un arma de fuego para tomarse una fotografía y le disparó accidentalmente en la frente a un hombre que se hallaba en la reunión, tras lo cual escapó, precisaron los informantes.

Todos los días, unas 2000 personas sufren heridas de bala en el mundo

La víctima fue identificada por la Policía como Dylan Robledo, al tiempo que efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) realizaba esta tarde diversas diligencias en procura de localizar a la autora del disparo. La causa, caratulada como "homicidio", quedó a cargo del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús.

Día a día se multiplican los accidentes con armas de fuego. La mera presencia de ellas hace que la multiplicación de muertos se convierta en un asunto de estadística. Según Amnistía Internacional, unas 2.000 personas sufren heridas de bala a diario en el mundo; y al menos 2 millones conviven con lesiones de ese tipo.

En el caso de las lesiones en el cráneo, la perspectiva es todavía más preocupante. Prácticamente la mitad muere antes de llegar al hospital, y de los que llegan, sólo el 58% logra conservar la vida.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?