Recetas

Cómo preparar la base del batido verde: receta y opciones

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso batido verde con nuestra receta favorita e iimbatible ¡manos a la obra!

Napsix jueves, 13 de junio de 2024 · 18:02 hs
Cómo preparar la base del batido verde: receta y opciones
Ingredientes esenciales para un batido verde saludable Foto: Shutterstock

El batido verde saludable es una bebida nutritiva y revitalizante, ideal para comenzar el día con energía o como un refrigerio fresco y ligero. Este batido combina ingredientes ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, proporcionando una amplia gama de beneficios para la salud. La base del batido está compuesta por espinacas frescas, plátano, manzana y leche de almendras, creando una mezcla suave y cremosa que es fácil de disfrutar. Las espinacas aportan una gran cantidad de nutrientes esenciales, mientras que el plátano y la manzana añaden dulzura natural y fibra.

Los batidos verdes permiten una rápida absorción de nutrientes ya que las frutas y verduras están pre-digeridas al ser licuadas, facilitando que el cuerpo asimile las vitaminas y minerales de manera más eficiente. Fuente: Shutterstock.

Una de las mejores cosas de este batido verde es su versatilidad. Puedes personalizarlo con ingredientes adicionales como semillas de chía o linaza, aguacate para una textura más cremosa, y frutas congeladas como piña o mango para un toque extra de dulzura. Añadir jugo de limón puede dar un toque cítrico refrescante, mientras que la espirulina en polvo proporciona un extra de nutrientes. Este batido no solo es delicioso, sino también una excelente manera de incorporar más vegetales y frutas en tu dieta diaria. Fácil de preparar y lleno de sabor, el batido verde saludable es una opción perfecta para quienes buscan mejorar su bienestar general. ¡Vamos a la receta!

Los batidos verdes son conocidos por sus propiedades desintoxicantes debido a la alta concentración de clorofila en las espinacas y otros vegetales de hojas verdes, lo que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y mejorar la función hepática. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Base del batido: 2 tazas de espinacas frescas (puedes usar también col rizada), 1 plátano maduro, 1 manzana (preferiblemente verde para un toque ácido), 1 taza de leche de almendras sin azúcar (o cualquier leche vegetal de tu preferencia), 1/2 taza de agua (ajustar según la consistencia deseada).

Ingredientes adicionales opcionales: 1 cucharada de semillas de chía o linaza, 1/2 aguacate para una textura más cremosa, 1/2 taza de piña o mango congelado para añadir dulzura, jugo de medio limón para un toque cítrico, 1 cucharadita de espirulina en polvo para un extra de nutrientes, 1 cucharada de mantequilla de almendra o de cacahuete para mayor saciedad, hielo al gusto para un batido más refrescante.

 

Procedimiento

  1. Lava bien las espinacas frescas para eliminar cualquier rastro de tierra o pesticidas.
  2. Pela el plátano y córtalo en rodajas. Si prefieres un batido más frío y espeso, puedes usar plátano congelado.
  3. Lava la manzana, quita el corazón y corta en trozos. No es necesario pelarla si usas una manzana orgánica, ya que la cáscara añade fibra y nutrientes adicionales.
  4. En una licuadora potente, añade las espinacas frescas. Las espinacas son una excelente fuente de vitaminas A, C y K, así como de hierro y antioxidantes.
  5. Agrega el plátano en rodajas. El plátano aporta dulzura natural y una textura cremosa al batido, además de ser una buena fuente de potasio.
  6. Incorpora los trozos de manzana. La manzana aporta fibra y un sabor ligeramente ácido que complementa bien los otros ingredientes.
  7. Vierte la leche de almendras y el agua. La leche de almendras hace que el batido sea más suave y agrega un ligero sabor a nuez sin añadir muchas calorías.
  8. Si deseas un batido más nutritivo, añade una cucharada de semillas de chía o linaza. Estas semillas son ricas en omega-3 y fibra. Para una textura aún más cremosa, puedes agregar medio aguacate. El aguacate también añade grasas saludables.
  9. Si prefieres un batido más dulce, añade media taza de piña o mango congelado. Para un toque cítrico y un aumento de vitamina C, exprime el jugo de medio limón. Tambien la espirulina en polvo es una excelente adición para aquellos que buscan un superalimento lleno de proteínas y antioxidantes. Para hacer el batido más sustancioso, añade una cucharada de mantequilla de almendra o de cacahuete. Si prefieres un batido más refrescante, añade hielo al gusto.
  10. Mezcla todos los ingredientes a alta velocidad hasta obtener una textura suave y homogénea. Si la mezcla está demasiado espesa, añade más agua poco a poco hasta alcanzar la consistencia deseada.
A diferencia de los picos de azúcar que se obtienen de los alimentos procesados, los batidos verdes proporcionan una liberación lenta y constante de energía gracias a la fibra y los carbohidratos complejos presentes en las frutas y verduras. Fuente: Shutterstock

Vierte el batido verde en un vaso grande. Si has añadido semillas de chía, puedes dejar reposar el batido unos minutos para que las semillas se expandan y espesen ligeramente. Saborea inmediatamente para aprovechar al máximo todos los nutrientes frescos.

La combinación de frutas y verduras proporciona una fuente natural de energía sin el pico de azúcar que pueden causar otros tipos de bebidas. Las espinacas y frutas proporcionan una variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales para el bienestar general. La fibra de las frutas y verduras ayuda a mantener una digestión saludable. La leche de almendras y el agua contribuyen a mantener una buena hidratación durante el día.

Este batido verde no solo es fácil y rápido de hacer, sino que también es una forma deliciosa de incorporar más verduras y frutas en tu dieta diaria. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en