Recetas

Pulpo a la gallega: del mar a tu mesa con sabor auténtico ¡para sorprender!

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso pulpo a la gallega con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix sábado, 3 de febrero de 2024 · 20:30 hs
Pulpo a la gallega: del mar a tu mesa con sabor auténtico ¡para sorprender!
De Galicia al mundo: pulpo a la gallega en tu propia cocina Foto: Shutterstock

El pulpo a la gallega, obra maestra culinaria de la región de Galicia, España, nos transporta a las costas atlánticas con cada bocado. Esta delicia gastronómica, emblemática de la cocina gallega, fusiona la frescura del pulpo con la rusticidad reconfortante de las patatas, creando una experiencia culinaria que rinde homenaje a las tradiciones marítimas de la región. Enclavado en la rica historia pesquera de Galicia, este plato es una oda a la sencillez y la excelencia, donde la calidad de los ingredientes habla por sí misma.

En Galicia, algunas tradiciones culinarias sugieren cocinar el pulpo en ollas de cobre. Se cree que esta práctica mejora la textura del pulpo y aporta matices particulares a su sabor. Fuente: Shutterstock

La preparación del pulpo a la Gallega es una ceremonia de sabores, desde la cocción cuidadosa del pulpo hasta la armoniosa combinación con patatas, aceite de oliva, pimentón y sal. Cada elemento contribuye a una sinfonía de texturas y aromas que capturan el carácter único de Galicia. Este plato, que ha trascendido las fronteras de la región para deleitar paladares en todo el mundo, es un legado cultural que evoca el espíritu marino de Galicia en cada porción. ¡Descubre la magia del pulpo a la gallega y embárcate en un viaje gastronómico a las tierras atlánticas de España! ¡Vamos a la receta!

Aunque la receta clásica utiliza patatas, en algunas variantes del pulpo a la gallega se sustituyen las patatas por batatas. Esto añade un toque de dulzura y un color vibrante al plato. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

1 pulpo fresco (aproximadamente 2 kg), 4 patatas grandes, sal gruesa, aceite de oliva virgen extra, pimentón dulce, sal en escamas, perejil fresco (opcional, para decorar)

 

Procedimiento

  1. Comienza limpiando el pulpo. Enjuágalo bajo agua fría y quita cualquier residuo que pueda tener. Puedes pedir al pescadero que lo limpie por ti.
  2. En una olla grande, llena de agua con sal gruesa, lleva a ebullición. Sumerge el pulpo en el agua hirviendo tres veces, sácalo y sumérgelo de nuevo. Esto ayuda a que las patas se enrollen y aporta una textura más tierna al pulpo.
  3. Después de las tres inmersiones, cocina el pulpo a fuego lento durante aproximadamente 40-50 minutos o hasta que esté tierno. Para verificar la cocción, puedes pinchar una pata con un tenedor; debe entrar fácilmente.
  4. Mientras el pulpo se cocina, pela las patatas y córtalas en rodajas gruesas. Cocínalas en agua con sal hasta que estén tiernas pero aún firmes. Escúrrelas y reserva.
  5. Cuando el pulpo esté cocido, escúrrelo y córtalo en rodajas gruesas. Puedes cortar las patatas en trozos más pequeños para facilitar la presentación y el consumo.
  6. En una fuente o plato grande, coloca las rodajas de patata. Encima, distribuye las rodajas de pulpo.
  7. Generosamente, rocía aceite de oliva virgen extra sobre el pulpo y las patatas. Este paso es crucial para realzar los sabores y proporcionar una textura jugosa.
  8. Espolvorea pimentón dulce sobre el pulpo y las patatas. Añade sal en escamas para un toque de sabor adicional.
Una forma de determinar la ternura del pulpo después de la cocción es intentar cortar una de las puntas de las patas con un plato. Si se corta fácilmente, el pulpo está listo para servir. Fuente: Shutterstock

Opcionalmente, decora con hojas frescas de perejil para un toque de color y frescura. El pulpo a la gallega está listo para servir. Disfruta de este manjar del mar con un buen pan crusty para absorber los jugos y sabores. Tip MDZ: Puedes dar un toque extra de sabor asando las patatas en el horno después de cocinarlas para obtener una textura más crujiente.Experimenta con el tipo de pimentón. El pimentón ahumado puede agregar un perfil de sabor más intenso.

Si prefieres una presentación más individual, puedes servir el pulpo a la gallega en platos individuales. Este plato se saborea mejor con un buen vino blanco o, para una experiencia más auténtica, con un albariño gallego. Preparar pulpo a la gallega, es una inmersión en la cultura y la tradición gallega. Este plato simple, pero lleno de sabor, refleja la maestría de la cocina regional española y celebra los frutos del mar de una manera auténtica. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en