Cómo descongelar la heladera rápidamente y sin romperla

Cómo descongelar la heladera rápidamente y sin romperla

Descongelar la heladera es una tarea doméstica que debe hacerse con mucho cuidado ya que podemos terminar rompiéndola. Sin embargo, limpiarla a menudo es muy necesario.

Napsix

Napsix

Sin importar el sistema que tenga el refrigerador, realizar una limpieza periódica es imprescindible para la seguridad de tus alimentos y para extender la vida útil del artefacto. Con estos consejos, no tardarás nada de tiempo en realizar esta tarea.

Actualmente, muchas heladeras tienen un método de descongelamiento automático o, simplemente, no generan hielo (no frost). Si bien esto es una gran ventaja, no tenemos que olvidar que solo manualmente podremos garantizar un aseo adecuado.

Un congelador lleno de hielo hará que la heladera se esfuerce más y consuma más energía. Foto: Hogarmanía

Sin embargo, nuestro afán por mantener en condiciones el refrigerador puede provocar que lo terminemos estropeando si no lo hacemos con cuidado y tomamos algunas precauciones.

¿Cómo limpiar el congelador?

Lo primero que hay que hacer es desenchufar el electrodoméstico para evitar un desperfecto eléctrico o una posible descarga.

Si eres de las personas que planifica su compra de alimentos de forma mensual entonces procura hacer esta tarea antes, cuando se encuentre más desocupado.

Para que la limpieza no convierta toda tu cocina en un desastre anticípate y coloca toallas o paños en el suelo que absorben el agua del descongelamiento.

Abrir las puertas y esperar a que el hielo caiga llevará algo de tiempo. Puedes ayudarte con un paño con agua caliente o colocando un ventilador. Lo que definitivamente debes evitar es intentar raspar la escarcha cuando esta todavía esté rígida porque podrías provocar que los caños internos se quiebren.

Procura nunca quitar el hielo cuando esté rígido ya que puedes estropear la heladera. Foto: Pinterest

Quita por completo el agua y limpia con un poco de lavandina o lejía. También puedes usar una mezcla de agua y bicarbonato que te facilitará eliminar los malos olores.

Debes poner mucho esfuerzo en secar por completo toda la superficie para que esta no se vuelva a congelar. También pon énfasis en que los desagües estén liberados y limpios.

Finalmente, solo deberás organizar los alimentos y volver a enchufar el aparato.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?