Cómo cultivar luffas en el jardín y tener tu propia esponja vegetal

Cómo cultivar luffas en el jardín y tener tu propia esponja vegetal

Siembre en tu jardín luffas y cultiva tus propias esponjas vegetales para disfrutar de su poder exfoliante.

Napsix

Napsix

Son popularmente conocidas como pastes, estropajos o esponjas vegetales, pero su nombre científico es Luffa aegyptiaca. Proviene de la familia de las curcubitáceas, lo que la convierte esencialmente en un tipo de zapallo o calabaza. Son fáciles de cultivar en tu jardín o en macetas. 

Si bien su uso más extendido es como un grandioso exfoliante, algunos países asiáticos la consumen como alimento cuando aún se encuentra inmadura. Pero, por su alto contenido de fibra, una vez madura, se la utiliza como esponja vegetal.

Las luffas son plantas trepadoras de la misma familia que los zapallos. Foto: Alma terra

Es una planta trepadora anual que muere cuando llega el otoño. Se desarrolla con gran facilidad es las zonas tropicales y puede volverse algo invasiva debido a su rápido crecimiento que la puede hacer medir hasta 15 metros.

Sus hojas están cubiertas por vellosidad algo áspera y forman una axila de donde surge una yema y zarcillos ramificados que utiliza para poder agarrarse de diferentes superficies y trepar.

Su polinización es muy particular ya que cuenta con flores machos y hembras y requiere de insectos polinizadores para que el fruto se desarrolle.

Son muy fáciles de reproducirse a través de semillas, estas deben ser plantadas en primavera de forma directa o en almácigos. Es necesario dejar al menos 70 centímetros entre cada planta para que logren cubrir sus requerimientos nutricionales, aunque también se pueden cultivar en macetas.

A los 30 días de la siembre comenzarán a aparecer las primeras flores, para que conserve su salud debe ser regada al menos 2 veces por semana durante el verano. Los suelos o sustratos muy húmedos terminarán provocando que la planta se pudra, por lo tanto, hay que asegurarse de que cuenten con un buen drenaje y no encharcar al regar.

Cultivar tus propias esponjas vegetales es posible. Foto: Semillas del mundo

La luz es fundamental, necesitan de al menos 5 horas al día, aunque prefieren que los rayos del sol no sean directos.

El fruto debe cosecharse cuando está completamente maduro o dejar que se seque en la planta. Antes de usarlos es mejor esperar dos meses, aunque el secado es mejor no hacerlo bajo los rayos directos del sol.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?